35 imprescindibles que ver y hacer en Estambul

Estambul me sorprendió y mucho. Es difícil de describirla con palabras, pero es una ciudad vibrante, llena de energía, con muchísimas cosas que ver y hacer.

Estambul es la única ciudad del mundo que se encuentra en 2 continentes. Es el puente entre oriente y occidente, algo que podréis apreciar en una primera visita a la ciudad. Y en ella encontrarás una gran mezcla de culturas, arquitectura, gastronomía…


Es una ciudad muy grande y aunque tiene muchísimas cosas que ver y hacer, puedes visitar los lugares imprescindibles en 3 días. Aunque si dispones de más tiempo, puedes añadir alguno más para acabar de conocer sus rincones secretos y lugares más alejados del centro.


Si todavía no tienes clara tu ruta por Turquía, aquí tienes ruta de 10 días por Turquía visitando los lugares más increíbles del país.


En este post te hablo de las 35 cosas que ver y hacer en Estambul, te añado tips de como ahorrar en tu viaje y al final encontrarás tips de dónde alojarse y algunas opciones chulas de alojamiento.



QUÉ VER Y HACER EN ESTAMBUL, TURQUÍA



1. Visitar el Palacio de Topkapi, un imprescindible que ver en Estambul


El Palacio de Topkapi empezó a construirse en el año 1459. Fue la residencia de los sultanes otomanos desde 1478 a 1853, hasta que el sultán Abdulmecid decidió trasladar su residencial oficial al Palacio Dolmabahçe.


En la actualidad, el Palacio de Topkapi es un museo sobre la época imperial. Está compuesto de varios edificios unidos entre sí a través de jardines y patios. Te recomiendo comprar la entrada al Palacio de Topkapi online y así evitar colas:



El mejor momento para visitar el Palacio es a primera hora. A pesar de que muchos piensan lo mismo y hay gente, no es nada comparado con el resto del día, dónde se forman colas interminables. Una forma genial de visitar el Palacio es reservando una visita guiada en español. Existe un tour que incluye el Palacio y el Gran Bazar de Estambul. También tienes un free tour por el Palacio de Topkapi, te dejo los dos enlaces:




2. Santa Sofía (Ayasofya)


Santa Sofía es uno de los lugares más emblemáticos de Estambul y más fotografiados.

Fue construida entre 532 y 537. Desde su construcción hasta el año 1204, Santa Sofía fue una basílica ortodoxa. En el año 1204 pasó a ser una catedral católica, hasta el año 1261, cuando volvió a ser una catedral ortodoxa.

Más tarde, en el año 1453, por órdenes del sultán Mehmed II, el templo pasó a ser una mezquita. Desde el año 1935, hasta el 2020 Santa Sofía fue un museo. Desde el 1 de agosto del 2020 el templo volvió a ser una mezquita.

¿Movidito eh?


Es una auténtica belleza. Incluso es más bonita de lejos, apreciarla desde algún mirador, sobretodo cuando empieza a caer la noche y se ilumina. (Más adelante te hablo sobre los miradores de Estambul).

Vale mucho la pena visitarla por dentro. El coste de la entrada es de 60 TL (9,25 euros)



3. Free tour por Estambul en español


Una de las mejores cosas que hacer en Estambul (sobretodo el primer día) es realizar un free tour. Tienes la oportunidad de conocer los lugares más emblemáticos del centro de la capital turca de la mano de un guía con habla hispana. La visita guiada dura unas 2 horas y media.

No te olvides darle una propina al guía al finalizar la visita que seguro que se la merece.



4. El Museo Arqueológico de Estambul


Al lado del Parque Gülhane y justo antes de llegar al Palacio Topkapi, se encuentra el Museo Arqueológico de Estambul.

Fue inaugurado en el año 1891 por el pintor Osman Hamdi, convirtiéndose en el primer museo de Turquía.

En el museo podrás encontrar varias secciones. Entre ellas se encuentran exposiciones de arqueología clásica, de culturas adyacentes de Anatolia, de azulejos y cerámicas turcas, del antiguo Oriente…


5. Desconectar en el Parque de Sultanahmet


Este precioso espacio verde en pleno centro de la ciudad se encuentra entre Santa Sofía y la Mezquita Azul. Suele ser el lugar de reunión para los locales y es una buena opción para desconectar un poco del ajetreo de la ciudad. Tiene una gran variedad de zonas ajardinadas, llenas de flores y enormes árboles que dan sobra. Es perfecto para hacer un picnic o pasar la tarde.


6. Visita la Mezquita Azul de Estambul


La Mezquita Azul (Sultanahmet Camii) es una de las mezquitas más importantes e impresionantes de toda Estambul. Este impresionante edificio se construyó entre el año 1609 y el 1617, durante el mandato de Ahmed I. Se encuentra ubicada delante de Santa Sofía.




Es conocida como la Mezquita Azul debido a los azulejos azules que adornan el interior. Sigue siendo una mezquita activa, por ello, los turistas no pueden acceder a ella durante el tiempo de oración.


La mejor forma para conocerla es realizando una visita guiada. Hay un tour que incluye varias actividades y es muy completo. Durante 7 horas realizarás un crucero por el estrecho del Bósforo, visitarás la mezquita azul con un guía en habla hispana y visitarás Santa Sofía.




7. Visita el Museo de Arte Turco e Islámico


El Museo de Arte Turco e Islámicos es uno de los mejores museos que visitar en Estambul. En él encontrarás expuestas un total de 40.ooo piezas. Algunas exposiciones que destacan son la colección de alfombras inmensa, la de manuscritos, objetos de cerámica, textil…


8. El Bazar de las Especias


Uno de los lugares más curiosos que visitar en Estambul es el Bazar de las Especias. La mezcla de colores, texturas y olores es algo digno de apreciar. Es un mercado pequeño si lo comparamos con el Gran Bazar (del que te hablo más adelante), pero creo que es preciosamente por esto, que es un lugar con muchísimo más encanto. Consta de un pasillo bastante ancho y largo lleno de tiendas de especias a ambos lados. También encontraréis algunos dulces y frutos secos, así como dulces tradicionales de Turquía.


9. Cisterna Basílica


Cerca del Parque Sultanahmet encontrarás la Cisterna Basílica. Se trata de un depósito de agua subterráneo que fue construido entre los años 527 y 565 para poder contar con reservas de agua en caso de una adversidad. Está situado debajo de lo que antiguamente era una basílica.

Dentro de la basílica un total de 336 columnas, 2 de ellas tienen como base la cabeza de medusa, ser mitológico que convertía en piedra a quien la mirara.


10. Gran Bazar, un lugar imprescindible que ver en Estambul


El Gran Bazar es un lugar imprescindible que visitar en Estambul. Es el mercado cubierto más grande del mundo. En él podrás encontrar una gran variedad de artesanías, productos frescos, especies, dulces, falsificaciones de marcas…



Es el mejor lugar de la ciudad para ir de compras. No te olvides de regatear. Si no tienes intención de comprar nada.

Aunque no tengas intención de comprar nada, vale mucho la pena visitarlo y darte una vuelta por él. No solo hay tiendas/puestos dentro del Gran Bazar, sino que las calles que lo rodean están repletas



11. La Mezquita de Rüstem Paşa


La mezquita de Rüstem Paşa es menos conocida pero no la puedes dejar fuera de tu lista, vale la pena visitarla. Muchos dicen que es una miniatura de la Mezquita Azul, por sus azulejos azules. Fue construida por el arquitecto Mimar Sinan, que murió en 1561, antes de que la construcción de la mezquita finalizará en el año 1563.


12. La Mezquita Nueva


Justo al lado del Bazar de las Especias y del Puente Gálata, se encuentra la Mezquita Nueva, una de las mezquitas más bonitas de Estambul. La Mezquita se construyó entre el año 1597 y el 1663. En el momento de la construcción hubo bastante disputas y controversia en cuanto al lugar dónde se estaba construyendo, ya que se hizo en una zona donde vivía una comunidad judía. Esto, sumado a otros problemas financieros y políticos, alargó bastante el tiempo de construcción.


13. La Mezquita de Suleiman


La Mezquita de Suleiman es una de las mezquitas más importantes de Estambul.

Es una de las que más destacan en la ciudad, debido a que se encuentra situada sobre una colina. Además, es una de las más grande y cuenta con un interior precioso. Desde su situación tendrás unas bonitas vistas de la ciudad. Fue diseñada por Mimar Sinan y su construcción duró 8 años, desde el año 550 hasta el año 558.


14. El Acueducto de Valente


Este acueducto de grandes dimensiones fue construido en el año 368, durante el reinado del emperador bizantino Valente. Fue la principal fuente de agua de toda Constantinopla durante un tiempo. Pero con la llegada del Imperio Otomano, el acueducto fue perdiendo importancia.

Es muy probable que pases por debajo en algún momento durante tu visita a la ciudad. Y si no es así, acércate a visitarlo.


15. Recorre el barrio Balat, un lugar muy bonito que ver en Estambul


El barrio Balat es una de las zonas más de moda de Estambul. Sus calles con edificios llenos de color, cafeterías modernas y galerías de arte han conseguido que este barrio se haya viralizado en redes sociales. Es un lugar con muchísimo encanto, además es una buena opción para alojarse en Estambul.


Dónde alojarse en Estambul: Mejores zonas y hoteles



16. Vistas increíbles desde algún hotel de Estambul


En Estambul tienes varios hoteles con increíbles azoteas (con cafeterías o restaurantes) desde dónde tendrás unas vistas increíbles de la ciudad. Te recomiendo buscar alguna de estas opciones porque no te defraudarán en absoluto.

Para ver Santa Sofía y a la Mezquita Azul tienes dos hoteles; el Four Seasons Hotel o del Hotel Seven Hills.


17. La Mezquita de Sehzade


La Mezquita de Sehzade, más conocida como la Mezquita del Príncipe, es también obra del arquitecto Mimar Sinan. Esta mezquita se mandó construir por Süleyman I en honor a su hijo, quien murió a la temprana edad de 21 años. Está ubicada en el distrito de Fatih y terminó en construirse en el año 1548.


18. La Mezquita de Fatih


Si no te has cansado de visitar Mezquitas, la Mezquita de Fatih es otra de las mezquitas recomendables para visitar en Estambul. Comenzó a construirse en el año 1463, 10 años después de la toma de Constantinopla por los otomanos. Su construcción terminó en el 1470. En el terremoto del año 1766 la mayoría de la mezquita fue destruida y tuvo que reconstruirse. En la actualidad, de la mezquita original solo queda el portal externo, algunas partes del jardín y los restos de Mehmet II y su esposa.



19. La Mezquita de Eyüp


Esta mezquita es una de las más importantes de Turquía. Está ubicada sobre la tumba de Abu Ayyub al-Ansari, un amigo cercano de Muhammad. Podrás subir con un teleférico ubicado cerca del Cuerno de Oro. A pesar de su importancia histórica, no es de las mezquitas más visitadas de Estambul (ni tampoco de las más bonitas).


20. Un café en el Café Pierre Loti


Pierre Loti es una de las cafeterías más famosas de la ciudad debido a que tiene unas bonitas vistas al Cuerno de Oro. Está muy cerca de la Mezquita de Eyüp. El mejor momento para ir a tomar un café o té turco es el atardecer.

Si no puedes tomarte un café aquí, no te preocupes. En Turquía tienes un café buenísimo y hay muchísimas cafeterías con mucho encanto repartidas en cada esquina. El té turco es muy famoso, aunque yo no soy muy fan (de ningún en especial). Siempre lo complementan con dulces, por lo que ten en cuenta que volverás a casa con algunos kilos de más.



21. Subir a la Torre Gálata, algo imprescindible que hacer en Estambul


La Torre Gálata es uno de los lugares más conocidos de la ciudad. Está situada en el barrio con el mismo nombre, Gálata. La Torre fue construida en el año 1348 por los genoveses durante su expansión por Constantinopla. Tiene 67 metros de altura y es el mejor mirador de la ciudad.

Siempre hay muchísima cola para poder acceder. Te recomiendo ir a primera hora. La torre es visible desde distintos puntos de la ciudad.



22. Visitar el Palacio de Dolmabahçe


El Palacio de Dolmabahçe ha sido desde el año 1853, la residencia de los últimos sultanes del Imperio Otomano. Construir este palacio costó 5 millones de libras de oro otomanas. Cuenta con 285 habitaciones, 44 salas, 68 lavabos y 6 baños turcos. Como curiosidad, se utilizaron 14 toneladas de oro para decorar los techos. Realmente es una preciosidad que vale la pena visitar.


Hay un tour muy completo que incluye la visita al Palacio Dolmabahçe, además de otros lugares imprescindibles que ver en Estabul:




23. Hacer un Crucero por el Bósforo


Conocer la ciudad desde otra perspectiva es algo recomendable hacer en Estambul y la mejor forma de hacerlo es con un crucero por el estrecho del Bósforo. Desde el crucero podréis contemplar los edificios más emblemáticos de la ciudad, además de disfrutar de una de las actividades más agradables y tranquilas.

La mejor hora de hacer el crucero es a primera hora o al atardecer. Evita las horas del medio día.

Tienes varias opciones de cruceros que puedes contratar:



24. La Torre de la Doncella


La Torre de la Doncella, también conocida como Torre de Leandro, se encuentra ubicada en sobre un pequeño islote a 200 metros de la costa de Üsküdar. Es uno de los edificios más antiguos de Estambul y ha tenido varios usos a lo largo de la historia. Está abierta a los turistas y cuenta con cafetería y restaurante.


25. Visita la Mezquita de Ortaköy, la mezquita más bonita de Estambul


La Mezquira de Ortaköy se encuentra ubicación junto al río Bósforo y al puente del Bósforo. Es una mezquita pequeñita y muy bonita. Se encuentra a la rivera del rio y es un paseo precioso y un lugar muy fotogénico. Personalmente, creo que es la mezquita más bonita de Estambul.

La Mezquita fue construida entre el año 1854 y el año 1956, diseñada por los arquitectos Nigogâyos y Garabet Amira Balyan.



26. Pasear por la Avenida de Istiklal


La Avenida de Istiklal es una calle comercial con muchísimo ambiente en Estambul. Encontraréis muchas tiendas de todo tipo, restaurantes, cafeterías… Además, por esta calle pasa el famoso tranvía de color rojo. Es una zona muy popular de la ciudad, y una buena opción dónde alojarse en Estambul.


27. Disfrutar de un baño turco


Después de pasarte el día recorriendo la ciudad, te aseguro que estarás deseando desconcertar y relajarte. ¿Y qué mejor forma de descansar en Turquía que con un baño turco?

El hamman (baño turco) consiste en un baño a vapor para limpiar el cuerpo y relajarse.


28. Hipódromo de Estambul


Justo al lado de las grandes mezquitas (Santa Sofia y la Mezquita Azul), en Sultanahmet, se encuentra el Hipódromo construido en el año 200. Fue el centro deportivo y social de la ciudad y llegó a ser el más grande del mundo.

En el hipódromo podréis encontrar el Obelisco Egipcio, el Templo de Karnak, La columna de Constantino, la Columna Serpentina y la fuente Alemana.


29. La Iglesia de San Sergio y San Baco


Uno de los lugares menos conocidos y poco frecuentados por los turistas en Estambul es la Iglesia de San Sergio y San Baco. Se trata de una iglesia que tiene su origen en una iglesia ortodoxa, convertida en templo musulmán durante el imperio otomano.

Este precioso edificio bizantino con una cúpula central fue construido en el siglo VI siendo el modelo en el que se inspiraron para la construcción de Santa Sofía por lo que es conocida con el nombre de Pequeña Santa Sofía. La mezquita se encuentra cerca del hipódromo y el barrio armenio.



30. Visita la parte asiática de Estambul, el Palacio de Beylerbeyi y el barrio Eyup


Este tour es la oportunidad perfecta para conocer varios lugares de la parte asiática de Estambul.

Pasan por ti a tu hotel y una vez se cruza el Puente del Bosforo ponen rumbo al Palacio de Beylerbeyi. Un precioso palacio construido en mármol blanco por el sultán Abdülaziz en el siglo XIX y utilizado como residencia de verano.


El palacio cuenta con 3 entradas principales, 6 grandes salas, 24 habitaciones increíblemente decoradas y un precioso jardín con magnolias. Esterillas de Egipto, lámparas de cristal de Bohemia, relojes franceses y porcelana china decoran el palacio.


La siguiente parada es para conocer el barrio de Eyup, tercer lugar de peregrinación del mundo islámico por detrás de la Meca y Jerusalén.


Durante la excursión hay tiempo para comer y disfrutar de un café en el café Pierre Loti.



31. No te vayas de Estambul sin comer los tradicionales dulces turcos


Si no eres muy goloso, pasa al siguiente punto porque te aseguro que este imprescindible que hacer en Estambul es algo muy empalagoso.

Me encanta el dulce y si ya has leído algún artículo más del blog o me sigues en tiktok te habrás dado cuenta. Y en Turquía tienes una gran variedad de dulces buenísimos por probar. Estos son los 4 dulces que no te puedes perder:


  • Baklava: Es el postre turco por excelencia. Se trata de un finísimo hojaldre relleno de pistacho y miel que juntos combinan un sabor muy jugoso y dulce.

  • Lokum, delicias turcas: se trata de pequeños cubos espolvoreados con azúcar glas llamados delicias turcas. Una especie de gominola de azúcar de distintos sabores. Algunas de ellas llevan frutos secos. Los puedes probar y comprar en cualquier lugar, pero si vas al Bazar de las Especies lo encontrarás seguro.

  • Simit: Es un dulce que puedes encontrar por las calles en puestos callejeros. En realidad, no es un dulce como tan ya que se trata de una especie de pan (algo dulce, no mucho), con semillas de sésamo. En algunos lugares los encuentras rellenos de mermeladas o chocolate (aunque rellenos ya no es la receta tradicional).

  • Maraş dondurması, el helado turco: Los encontrarás en puestos callejeros y son todo un espectáculo. stán hechos de leche de cabra y tienen una elasticidad especial, además de que no están muy fríos. Los sirven en una especie de juego, entretenido repleto de trucos que en ocasiones roza el vacile ante la cara incrédula de los turistas que desconocen esta forma tradicional de llamada de atención para su posterior venta.



32. Visitar Capadocia


Lo ideal para visitar los lugares más increíbles de Capadocia es que le dediques mínimo 3 días de tu viaje a esta región.

No obstante, si no tienes tantos días en tu itinerario puedes hacer una excursión de un día. La Capadocia es el lugar más imprescindible que ver en Turquía y no te lo puedes perder.



Si no quieres complicarte la vida y organizarte el viaje a Capadocia por libre tienes varias opciones ya organizadas de varios días:



Si quieres organizarte tus días por Capadocia por tu cuenta aquí tienes algún artículo del blog que te puede ayudar a organizar tu viaje:





33. Excursión a Éfeso



Éfeso es uno de los lugares más increíbles que visitar en Turquía. Esta ciudad en la antigüedad fue el centro religioso, cultural y comercial del Imperio Romano. En la actualidad, se puede visitar la antigua ciudad romana que se encuentra en buena conservación.

Éfeso está lejos de Estambul, por ello, lo recomendable es organizar una ruta por Turquía y dedicarle como mínimo una noche a este lugar. No obstante, si no dispones de tiempo tienes la opción de reservar una excursión de 12 horas a Éfeso dónde se incluye el transporte en avión (para ir más rápido), guía de habla hispana, transporte hasta el aeropuerto, entradas y comida.



34. Excursión a las Islas Príncipe



Con esta excursión visitaras las dos islas príncipes; Heybeliada y Buyukada. Es una excursión de 8 horas que incluye el crucero por las islas, un guía de habla inglesa, comida y la visita a Heybeliada y Buyukada con paseo con coche de golf incluido. Es una excursión que hacer desde Estambul interesante y amena (además, es una de las excursiones más baratas).



35. Excursión a Hierápolis y Pamukkale


Los yacimientos de la antigua ciudad de Hierápolis es un lugar imprescindible que ver en Turquía. Lo ideal seria dedicarle una noche de tu itinerario a este destino para poder disfrutar del lugar durante el día con calma. Pero si no tienes tiempo para añadirla a tu itinerario existe una excursión que hacer desde Estambul. La excursión dura un total de 18 horas e incluye transporte hasta el aeropuerto (ida y vuelta), billete de avión (ida y vuelta), entradas, guía en español y comida.




TE AYUDO A AHORRAR EN TU VIAJE A TURQUÍA



Espero que disfrutes mucho de tu viaje a Turquía y que este artículo te haya sido de utilidad. Puedes seguir leyendo muchos más artículos relacionados en el blog.


Si te ha gustado este artículo suscríbete en el blog para no perderte los próximos destinos, curiosidades, consejos de viaje e inspiración para tus viajes.


¡Un abrazo y hasta la próxima!