Cómo visitar el Parque Nacional Banff, Alberta

El Parque Nacional Banff es uno de los parques nacionales de Canadá más visitado, con casi 5 millones de visitantes anuales. Y es una parada imprescindible si quieres visitar Alberta.


Cuando piensas en Canadá te vienen a la cabeza montañas que se reflejan en lagos de aguas cristalinas y brillantes, bosques frondosos, senderos, naturaleza salvaje… Todo esto y más lo encontrarás en el Parque Nacional Banff en Alberta, Canadá.



Las Montañas Rocosas son las responsables de que nos enamoremos de estos espectaculares paisajes. Son una cadena montañosa que se extiende casi 5 mil kilómetros desde el norte de la provincia de Alberta hasta Nuevo México al sur de Estados Unidos.


El Parque Nacional Banff es fácil de recorrer y sus puntos más populares y de interés tienen fácil acceso. Así que te bastará con aparcar tu coche y caminar un poco para llegar a tu destino. Para aquellos que quieran un poco más de dificultad, las alternativas son infinitas; trekking que te llevarán a las cubres, senderos entre bosques frondosos y oscuros, cascadas escondidas…

Además, hay todo tipo de actividades adicionales para toda la familia durante todo el año; estaciones de esquí y actividades de nieve en invierno. Canoas en los lagos en verano…


Todas las actividades son al aire libre, por lo que cuando prepares tu maleta debes tener en cuenta calzado cómodo para caminar y calzado de repuesto, ropa cómoda y para varios cambios de clima, protector solar y poco más. Como te decía los caminos son sencillos y no requiere de más elementos de montañismo a no ser que tengas pensando hacer alguna ruta más complicada o escalada… pero no nos adelantemos, que te lo cuento todo más adelante paso a paso.


Si estás pensando en hacer una ruta por Las Montañas Rocosas de Canadá, aquí tienes una ruta completa de 7 días.

Y ahora sí... empezamos con la Guía completa para visitar el Parque Nacional Banff


GUÍA DEFINITIVA PARA VISITAR EL PARQUE NACIONAL BANFF, EN ALBERTA


1. Información sobre Banff National Park


El Parque Nacional Banff se encuentra en la provincia de Alberta, a 180 kilómetros al oeste de la ciudad de Calgary. El Parque fue fundado en el año 1885 y declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1984.


El Banff National Park se centra alrededor del pueblo del mismo nombre, un pueblo no muy grande 100% turístico. Cerca del pueblo se encuentran varios lugares de interés y prácticamente todos los puntos importantes de pueden hacer con excursiones de un día, regresando para alojarte en el pueblo.


El punto más popular es Louise Lake, al norte del pueblo de Banff. A pocos kilómetros también encontrarás el Lago Moraine. Pasando el Lago Louise empieza la ruta Icefields Parkway, la vía a seguir si quieres hacer una ruta por los Parques Nacionales de las Montañas Rocosas como el Parque Nacional Jasper.




2. Qué hacer en el Banff National Park


El parque Nacional Bannf tiene una infinidad de lugares interesantes por visitar. Podrías pasar días y días visitando el Parque y te quedarían todavía lugares por conocer. Así para ayudarte a decidirte, te cuento algunas de las mejores actividades y lugares por conocer en el Parque. Y luego te añado más opciones, por si tienes más tiempo.


2.1. Date un paseo por el pueblo de Banff


El pueblo es muy turístico y no tiene lugares destacados por visitar en él. No obstante, es un pueblecito bonito, con tiendas, hoteles, restaurantes… Además, en él se encuentra la oficina de turismo. Te aconsejo que acudas a ella para solicitar mapas de la zona.


2.2. Visita las aguas termales Cave and Basin


Este recinto es un un lugar dónde podrás pasear por sus senderos, visitar algunas cuevas y formaciones rocosas, veréis por dónde se filtra el agua termal de las montañas rocosas y tienen como una especie de museo y visita dónde explican la formación de estas montañas, los mineralesde la zona... es una visita interesante por hacer, además no es un museo cerrado, es un lugar abierto, con zonas de senderos, el río Bow, cuevas... No es posible bañarse en ellas.


Las cuevas son impresionantes, el entorno en general, haciendo de este lugar una para imprescindible.


2.3. Hacer senderismo por Lago Two Jack y el Lago Minnewanka



Estos dos lagos se encuentran cerca del pueblo y tienen un acceso muy fácil. Podrás aparcar y apenas caminar unos metros hasta llegar al lago. Si tienes tiempo visita los dos, sino puedes visitar uno de ellos y disfrutar del entorno.



Cuando llegues al lago encontrarás señales que indican los distintos senderos que comienzan allí mismo. Muchos de estos senderos te llevan a través de bosque frondoso a espectaculares miradores.


A orillas del Lago Minnewanka hay mesas de picnic e incluso en verano hay valientes que se atreven a darse un baño.


Hay varias rutas preciosas y con paisajes de película que hacer en el Parque Nacional de Banff. Aquí tienes una guía con las mejores rutas de trekking que hacer en el Parque Nacional de Banff.

2.4. No te pierdas Louise Lake


Uno de los lagos más bonitos y visitados en Banff es Louise Lake. Da aguas cristalinas que parecen un espejo, montañas puntiagudas con picos nevados, bosques frondosos que rodean el lago… ¡Es una preciosidad!



Alrededor del lago hay una infinidad de senderos por recorrer, tienes barcas para darte un paseo en verano e incluso en invierno en las épocas más frías cuando el lago tiene una capa de hielo, es posible patinar en él.


Nosotros hicimos noche en Louise Lake porque nos parecia que tenia mucho por conocer. Además, las noches aquí son espectaculares, nunca habia visto un cielo tan estrellado.


La Mejor Ruta de 7 días por las Montañas Rocosas de Canadá



2.5. Visita el Lago Morraine


Una de las joyas del Parque Nacional de Banff es el Lago Moraine. Es una auténtica preciosidad. Además, al no ser tan popular como Louise Lake es un paraje que pocos visitan.


2.6. No te pierdas el Johnston Canyon


Esta maravilla de Canyon se encuentra a pocos kilómetros de la ruta Bow Valley Parkway. Este Canyon es el Johnston. Es un Canyon natural que podrás recorrer a pie pasando a través de las formaciones rocosas e impresionantes paredes.

Hay un sendero marcado y con barandilla a seguir durante un tramo para aquellos que quieran disfrutar del cañon de forma más rápida. Pero si te apetece ver lugares fuera de ruta, puedes salirte por cualquiera de los senderos y caminar entre el río, el cañon y los senderos a orillas del río.