Qué ver en Trinidad, la ciudad más romántica de Cuba


Trinidad es la ciudad colonial más bonita de Cuba y parece estancada en el tiempo. Muchos dicen que es la ciudad más romántica de Cuba y es que tiene un aire destino y especial que la hace una ciudad única en Cuba. En Trinidad podrás encontrarás playa, lugares de interés por visitar, montaña y valles. Una combinación perfecta para pasar dos o tres días.


Trinidad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el año 1988 y aunque en el pasado pocos viajeros se acercaban hasta aquí a conocerla hoy en día es un lugar popular y que en mi opinión ¡debes incluir en tu viaje a Cuba!



Trinidad no tiene muchísimas cosas por ver y hacer, pero nada más llegar te das cuenta que lo que realmente vale la pena de este lugar es callejear. Pasear por sus calles de casitas de colores pegadas unas a otras, disfrutar de la tranquilidad que reina en este lugar y pasear por los alrededores.


El casco histórico es precioso con sus calles empedradas que te conducen a cada rincón de la ciudad. Hay pequeñas placitas ajardinadas, iglesias coloridas, casitas preciosas y un sinfín de tiendas de artesanía, restaurantes, bares y hotelites boutique chulísimos.


QUE VER Y HACER EN TRINIDAD, CUBA


1. Haz un free tour por Trinidad


De la mano de un guía local recorreréis las calles adoquinadas y conoceréis cada rincón de la ciudad. Aparte de los lugares más emblemáticos de los que te hablo más adelante por si quieres recorrer la ciudad por libre, con el free tour descubres sobre la historia de Trinidad, anécdotas y el guía siempre tiene recomendaciones para que sigas recorriendo Trinidad y alrededores. ¡Además es gratis! Eso sí… recuerda que al final del tour el guía ha trabajado duro, para que tú disfrutes y conozcas Trinidad así que una propina no está demás. No estás obligado a pagar ningún precio fijo, pero si es de agradecer.



2. Rnamórate de la playa Mayor de Trinidad


La plaza mayor está llena de vida, puedes aprovechar para disfrutar de la música que siempre suena en la plaza y tomar algo que te refresque (si te gustan los mojitos puedes conseguir un mojito en alguno de sus bares). Es ideal para pasear tranquilo por la tarde y acabar cenando en alguno de los restaurantes. 

La iglesia es preciosa y a continuación de doy un Tip de cómo fotografiarla desde cierta distancia.


Cuando cae la noche en la casa de música de Trinidad empieza la música cubana y el buen ambiente. Siéntate en las escaleras y disfruta del ambiente tan cálido que reina en el lugar.