17 Mejores cosas que ver y hacer en Montreal

Montreal es la segunda ciudad más grande de Canadá. Aquí el contraste entre edificios enormes de acero y cristal y las zonas más antiguas de la ciudad combinan a la perfección. No te faltarán cosas por hacer en la ciudad. A pesar de que es bastante moderna hay rincones con más encanto, parques dónde perderse... 

En este post te cuento que ver en Montreal, sus mejores lugares, y algunas recomendaciones de visitas guiadas en español. 



Qué ver y hacer en Montreal, Canadá


1. Haz una visita guiada por Montreal en Español


Es la oportunidad perfecta para conocer la ciudad. Además, hay la opción de hacer la visita guiada en inglés (más económica) o hacer una visita guiada completa con guía en español. Con esta visita guiada se recorren los lugares más emblemáticos de la ciudad como; La Basílica de Notre Dame, el distrito financiero, el jardín botánico…



2. Visita la Basílica de Notre Dame de Montreal


No te pierdas el principal edificio religioso de la ciudad. La basílica de Notre Dame se construyó en 1832, inspirándose en la Sainte Chapelle de París, de estilo neogótico. Su decoración interior está llena de obras religiosas: tallas de madera, pinturas, esculturas y sus impresionantes vidrieras.



3. Pasea por la Calle St. Paul


La calle más antigua de Montreal te transportará a Europa. La Rue St. Paul se inauguró en 1673 y sigue teniendo un ambiente clásico que enamora. La calle está empedrada y con edificio de estilo europeo que la convierten en uno de los rincones más fotogénicos de Montreal.


4. Acércate a conocer el Puerto Viejo de Montreal


Antiguamente este lugar fue un puerto. Pero ahora es una zona al aire libre pensada para el entretenimiento. Son dos kilómetros de extensión a la orilla del río Saint-Laurent con un mercado al aire libre, una enorme noria y un parque de aventuras, zonas para hacer un picnic e incluso una playa urbana para los meses de verano.


5. Casco antiguo de Montreal, uno de los lugares imprescindibles


Vieux-Montreal es el corazón antiguo de la ciudad y está delimitado por las murallas que había en el siglo XVIII. Algunas de sus calles aún están empedradas y se conservan los edificios de arquitectura europea. Es una zona súper agradable para pasear, con muchos restaurantes y tiendas.