Guía para visitar la pintoresca Cinque Terre

Cinque Terre es uno de los lugares más bonitos que ver en Italia. Esta región està declarada como Patrimonio de la Humanidad y es conocida por su paisaje natural y por albergar algunos de los pueblos más bonitos del país; Monteresso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore.


Seguro que habréis visto miles de fotografías de este lugar en Instagram o redes sociales. Y es que en los últimos años se han hecho virales miles de fotos de famosos, blogueros y viajeros que se acercan a este lugar de Italia para disfrutar de la costa y recorrer estos pueblos tan coloridos.


Cinque Terre (en español, "Cinco Tierras") es una porción de costa formada por cinco pueblos en la provincia de La Spezia. Es una de las más hermosas zonas naturales mediterráneas en Liguria.


En esta guía te esplico un poco la historia de Cinque Terre, las varias opciones que tienes para llegar, que ver en esta región, te explico sobre los Senderos del Parque Nacional de Cinque Terre, algunos tips de viaje y dónde puedes alojarte.



GUÍA PARA VISITAR CINQUE TERRE



Cinque Terre es la zonal del litoral de Liguria que abarca desde Punta Mesco hasta Punta di Montenero. Los primeros pueblos asentados podrían remontarse a tiempos romanos, pero las evidencias indican que sus inicios son a partir del s.XI, cuando los habitantes del Val di Vara se desplazaron desde el interior para ocupar aquella zona de difícil acceso y completamente virgen.


En su origen la población se dedicaba a la agricultura y poco a poco fueron dedicándose a la pesca.

Las aldeas de las Cinque Terre vivieron varios conflictos entre los siglos XV y XVIII, cuando la amenaza de los piratas turcos era constante y tuvieron que construir la mayoría de torres defensivas que aún se pueden ver cuando se visitan los pueblos.


Qué ver en Cinque Terre


Lo que más llama la atención de Cinque Terre son sus paisajes montañosos, a orillas del mar Mediterráneo y con pueblos llenos de colores vivos enclavados en las laderas de la montaña. Esta región es muy popular también por los senderos que conectan los 5 pueblos a través de caminos por la montaña, senderos costeros a orillas del acantilado y por pequeños rincones no tan conocidos.


Para poder explicarte que ver en Cinque Terre, te explico las características y los lugares de interés de cada pueblo.



Qué ver en Monterosso al Mare


La población de Monterosso al Mare tiene casi 1.500 habitantes, siendo la localidad más poblada de las Cinque Terre. A diferencia de sus pueblos vecinos, Monterosso no tiene la típica panorámica espectacular de casas coloridas amontonadas en la montaña. Aún así, es una parada imprescindible que hacer en tu viaje a Cinque Terre.


Aquí encontrarás las playas de arena más largas de Cinque Terre. Además, Monterosso al Mare conserva un precioso casco antiguo, que alberga varios monumentos interesantes, como la Iglesia San Giovanni Battista que data del s. XIII, el Oratorio dei Neri o el Convento de los Capuchinos que data del s. XVI y la estatua “El Gigante” construida en el año 1910, una escultura de 14 metros que representa a Neptuno sosteniendo una enorme concha.


El agua en esta zona es azul turquesa, transparente y fresquita. Podrás hacer snorkel, paddle surf, kayak... La playa principal tiene la opción de alquilar tumbona y sombrilla (no es muy económico), alquilar el material para las actividades acuaticas, chiringuito...


Nosotros viajamos a finales de mayo. La temperatura ya era alta, pero el agua todavia estaba fresquita. Aún así, es un buen mes para viajar a Cinque Terre, ya que te permitirá conocer la zona sin apenas turistas.




Qué ver en Vernazza


Vernazza es considerado el pueblo más bonito de las Cinque Terre. Lo primero que llama la atención son sus coloridas casas y sus callejuelas. La mejor panorámica se obtiene desde el Sentiero Azzurro (Sendero Azul). Para llegar al mirador os tocará ascender por un sendero unos 30 minutos. A pesar de ser un camino algo pesado, sobretodo si hace calor, vale muchísimo la pena.


La Iglesia de Santa Margherita, los restos del Castello dei Doria y el bonito puerto pesquero, son los lugares que destacan en el pueblo que puedes visitar en un agradable paseo comiendo un helado.



Qué ver en Corniglia


Corniglia se encuentra a 3 km al sur de Vernazza y es el pueblo más pequeño de las Cinque Terre. Esta preciosa villa es la única de los cinco pueblos que no tiene puerto y que no se encuentra a pie de mar, sino encaramado sobre un desfiladero de unos 100 metros. De hecho, para acceder desde la estación tendrás que subir 382 escalones o hacer cola para el bus eléctrico.


El pueblo tiene un aura muy zen que te invita a callejear sin rumbo y con calma. Al ser tan pequeñito lo recorres muy rápido. No te olvides de visitar la Iglesia di San Pietro que data del s. XIV, y el oratorio de Santa Caterina.


Si te animas hacer el trekking entre pueblos, existen varios miradores naturales en el trayecto que te permiten fotografiar Corniglia desde lejos. Es una estampa preciosa, una villa de colores rodeada de vegetación verde, viñedos y con el mar de fondo.



Qué ver en Manarola


Siguiendo la ruta hacia el sur llegarás a Manarola. Este pueblo es seguramente el que tiene más calles empinadas de toda la Cinque Terre. Por eso, hay rincones a los que pocos llegan y dónde encontrarás miradores espectaculares.


Manarola no tiene playa como tal, a pesar de encontrarse a orillas del mar. En el puerto pesquero, hay varias zonas rocosas que permiten el acceso al mar a través de pequeñas escaleras o directamente saltando. Aunque las calles son empinadas, no te rindas y callejea a través de sus casas coloridas, tiendecitas, pequeñas cafeterías… En la villa encontrarás la iglesia di San Lorenzo que data del s. XIV y vale la pena visitar.




Qué ver en Riomaggiore


Riomaggiore es el último de los cinco pueblos en dirección al sur. Sus calles suben y bajan a ambos lados de la Via Colombo. Las mejores vistas las encontrarás a pie de mar, desde el diminuto puerto pesquero y el rompeolas.


La Iglesia de San Giovanni Battista, que data del año 1340 es uno de los lugares imprescindibles que visitar en Riomaggiore. En la villa también encontrarás los restos del Castello di Riomaggiore, cuyos orígenes se remontan al s. XIII.


Riomaggiore tampoco tiene playa como tal. Desde el pequeño puerto muchos aprovechan para refrescarse un poquito bajando por la bajada del desembarque, o directamente saltando desde las zonas rocosas o escaleras que acceden al agua.



Senderos del Parque Nacional de Cinque Terre


Una de las mejores cosas que hacer en Cinque Terre es seguir los senderos del Parco Nazionale delle Cinque Terre. La red se compone de 48 caminos señalizados y abarca un total de 120 km. El más famoso de todos es el Sendero Azul (Sentiero Azzurro) que une los cinco pueblos bordeando el mar.


El sendero azul es el más sencillo y a la vez más popular. Por ello, es el más abarrotado de gente. No obstante, dependiendo de la temporada del año en la que viajes, podrás disfrutar del camino sin apenas gente o con muchisima (no he viajado en agosto a Cinque Terre, pero me imagino que debe ser horrible de la cantidad de turistas que suele haber). Para acceder al sendero azul es necesaria la Cinque Terre Card.


El sendero azul consta de una ruta a orillas de los acantilados, en la que atravesarás los 5 pueblos, y caminarás por senderos paralelos al mar en casi todo el trayecto. Son casi 12 kilómetros de ida. Por lo que puedes empezar en Monterosso al Mare y terminar en Riomaggiore. Podrás volver caminando, en taxi, transfer o autbús.


Es muy importante que para realizar los senderos se vaya con un buen calzado, protección solar y agua.


Cómo llegar a Cinque Terre


Cinque Terre se encuentra en el municipio de La Spezia, que forma parte de la región de Liguria, en el noroeste de Italia. Te explico las distintas formas de llegar a Cinque Terre y como puedes combinar tu viaje para conocer alguna de las ciudad cercanas.


Vuelos a Cinque Terre


Los pueblos de Cinque Terre no tienen aeropuerto, ni las ciudades cercanas tampoco. Por ello, deberás de reservar tu vuelo para algunas de las ciudades más grandes como Génova (a 88km), Pisa (a 98km) o Florencia (a 168km).


Encuentra vuelos baratos para viajar a Italia desde aquí

Cinque Terre se visita en 2 o 3 días, con calma. Si dispones de más tiempo te recomiendo que destines estos días a Cinque Terre o un par de días más para visitar alguna de estas ciudades. Tengo artículos de todas ellas en el blog:



Alquiler de Coche para ir a Cinque Terre


Una vez llegues a la ciudad en la que prefieras llegar en avión. Puedes alquilar un coche para llegar hasta Cinque Terre.


Si te decides por alquilar un coche en Génova, el trayecto hasta Cinque Terre es de unos 90 kilómetros. En el trayecto te aconsejo hacer una parada en la ciudad costera de Rapallo. Su precioso puerto, la playa y el casco antiguo son dignos de ser visitados. Además, puedes parara a comcer pescado fresco en alguno de los restaurantes situados a orillas del mar.


Si te decides por alquilar un coche en Florencia, el trayecto hasta Cinque Terre es de unos 168km. Durante el trayecto puedes parar en distintas ciudad. Y algunas de ellas son una auténtica preciosidad. Puedes hacer una parada en Pistoya, Montecatini terme, Lucca o Viareggio.


Llegar a Cinque Terre en Tren


Tanto los cinco pueblos que conforman las Cinque Terre como las ciudades más cercanas por el norte (Levanto) y por el sur (La Spezia) tienen estación de tren. Esta es para muchos la mejor forma de llegar a Cinque Terre y moverse entre los pueblos.


La Spezia Centrale es la mejor conectada con el resto del país, ya que casi todos los trenes que circulan de norte a sur tienen parada aquí. Hay conexión directa con la ciudad de Roma, Florencia, Pisa, Génova, Milán, Bolonia…


Llegar a Cinque Terre en barco


Existen varias opciones para moverse en barco entre los pueblos de Cinque Terre (excepto Corniglia), pero la línea solo conecta con Levanto, La Spezia y Portovenere. Por lo que no es posible llegar en barco desde destinos más lejanos. Los puertos más importantes cerca de Cinque Terre son el de Génova y el de Livorno.





Cómo moverse por Cinque Terre


Para nosotros la forma más fácil y cómoda de visitar Cinque Terre fue en coche de alquiler. Ya que no solo íbamos a visitar estos 5 pueblos, sino que hicimos paradas en Génova, Florencia y muchos pueblos pequeñitos entre medias. Una vez en Cinque Terre, dejamos nuestro coche aparcado y no lo volvimos a coger hasta 4 días después que nos fuimos.

Realmente en Cinque Terre, usamos el coche un par de veces. O nos movíamos caminando o utilizábamos las distintas formas de moverse entre pueblos que te explico a continuación.

Si ahora tuviera que volver, seguramente me decantaría por la opción de llegar a Cinque Terre en tren.


Moverse por Cinque Terre en tren


El tren es la forma más cómoda para recorrer la Cinque Terre. Cada pueblo tiene su propia estación, juntamente con las estanciones de La Spezia y Levanto, están unidas por el Cinque Terre Expres.


Cinque Terre Express un tren regional especial que cubre el trayecto entre Levanto y La Spezia hasta 3 veces cada hora, son muy frecuentes, por lo que es perfecto ya que no hace falta que organices tu día en detalle y puedes ir adaptándote a lo que te apetezca sobre la marcha. Puedes ver los horarios aquí.


El coste del billete por cada trayecto es de 4 euros. No es muy económico teniendo en cuenta que los tiempos entre pueblos son de 3,4,6 minutos…

Por eso, si te decides por el tren te recomiendo que compres la Cinque Terre Card. Esta tarjeta te permitirá viajar de forma ilimitada por el total de días que la compres. Además, incluye los accesos a los senderos del Parque Nacional de Cinque Terre. Puedes ver toda la información y comprarla en su página oficial.


Moverse por Cinque Terre en autobus


En la actualidad no hay un servicio como tal regular de autobuses para recorrer los pueblos de Cinque Terre.

No obstante, si existen los buses eléctricos que unen los pueblos con algunos de los lugares cercanos (como los santuarios) o algunos pueblos del interior. Estos autobuses tienen una tarifa de entre 1,5 y 2 euros por trayecto. Aunque si dispones de la Cinque Terre Card, tienes los trayectos incluidos.


Moverse por Cinque Terre en coche


Como te comentaba al inicio de este apartado, nosotros alquilamos un coche para visitar Génova, Cinque Terre y Florencia (entre otros pequeños pueblos del camino). El coche para llegar hasta Cinque Terre desde el aeropuerto o otros destinos de Italia es recomendable, ya que te permite parar allí dónde quieras y trazar tu propio itinerario, improvisar… Pero una vez llegues a Cinque Terre la cosa se complica.


Nosotros viajamos a finales de mayo, entre semana. Por lo que no había apenas turistas visitando la región. Aun así, aparcar fue una locura. Por eso, en cuanto pudimos aparcar, optamos por caminar, tomar el tren… y evitamos todo lo que pudimos volver a coger el coche.

Por otro lado, en un par de ocasiones que cogimos el coche para llegar a distintos miradores entre pueblos, pudimos comprobar que las carreteras son estrechas, con muchas curvas y pocos lugares donde parar. Cuando llegas a las poblaciones, normalmente el acceso es restringido y deberás de aparcar en los aparcamientos situados a las afueras de la población y caminar bastante.




Dónde alojarse en Cinque Terre


Tienes la opción de alojarte en uno de los 5 pueblos de Cinque Terre, o alojarte en Levanto o Spezia.

Los hoteles de Cinque Terre son más caros, debido a la popularidad de la zona y la escasez de alojamientos. Si te decides por algo más económico la ciudad de Levanto es una buena opción.


Nosotros nos alojamos en el Hotel Marina 3 estrellas en la población de Monterosso al Mare. Es un pequeño alojamiento, muy cómodo y muy cerca de la playa.




TE AYUDO A AHORRAR EN TU VIAJE A CINQUE TERRE



Espero que disfrutes mucho de tu viaje a Cinque Terre y que este artículo te haya sido de utilidad. Puedes seguir leyendo muchos más artículos relacionados en el blog.


Si te ha gustado este artículo suscríbete en el blog para no perderte los próximos destinos, curiosidades, consejos de viaje e inspiración para tus viajes.


¡Un abrazo y hasta la próxima!