35 Imprescindibles que ver y hacer en Praga

Praga es una de las ciudades con más magia y más encanto de Europa. Y es que la ciudad esconde leyendas, anécdotas, lugares muy bonitos que ver y un sinfín de actividades de ocio para que no te aburras en tu viaje a la ciudad. Es la escapada perfecta para un fin de semana largo, un puente… Aunque lo ideal para recorrer la ciudad entera y conocer todos los puntos de esta lista es que le dediques a Praga 4 días, con 2 días tienes suficiente para conocer y enamorarte de la ciudad.


En este post te cuento los 35 imprescindibles que ver y hacer en Praga, te añado recomendaciones y consejos de dónde alojarse, curiosidades de la ciudad…


¡Empezamos!



35 IMPRESCINDIBLES QUE VER Y HACER EN PRAGA



1. Empieza conociendo la ciudad con un free tour por Praga


En Praga tienes la opción de conocer la ciudad con alguno de sus free tours. Son la actividad perfecta para conocer los lugares más emblemáticos de la ciudad de la mano de un guía local. Si no sabes ingles no te preocupes, porque estos tours son en español. No te olvides de al final de tour darle una propina al guía que seguro que se la merece.



2. Visita el Castillo de Praga


Uno de los lugares más imprescindibles que ver en Praga es su castillo. El castillo de Praga en realidad es un complejo arquitectónico que mezcla varios estilos, empezando por el medieval y siguiendo por el gótico, renacimiento y barroco. Fue el lugar dónde el primer asentamiento y ha sido testigo de los sucesos históricos y culturales más importantes de la ciudad.


Si llegas al castillo antes del mediodía podrás asistir al cambio de guardia, que incluye una fanfarria y una ceremonia de la bandera.


En el recinto del castillo encontrarás la Catedral de San Vito, el Callejón del Oro, el Antiguo Palacio Real, la Torre Daliborka, la Basílica, Torre Negra, la Torre Blanca, la Torre de la Pólvora y Convento de San Jorge. Te explico más sobre todos estos lugares a continuación.




3. La Catedral de San Vito


La catedral de San Vito es uno de los lugares imprescindibles que ver en Praga y la encontrarás en el recinto del castillo.

Su construcción empezó en el año 1344 por orden de Juan de Luxemburgo pero no fue hasta el año 1929 que abrió sus puertas.

La catedral alberga la tumba de Wenceslao IV (El Rey Bueno), las Joyas de la Corona, y es el lugar de coronación de los reyes de Bohemia.


4. Sube a la Torre de la Catedral, uno de los mejores miradores de Praga


Si no te dan miedo las alturas y quieres disfrutar de unas espectaculares vistas de Praga no te puedes perder subir a la Torre de la Catedral de San Vito. En realidad son 3 torres, la central con 99 metros de altura, y las dos gemelas con 80 metros de altura. Desde arriba verás el Puente de Carlos, Malá Strana y Straré Méstro.

​AHORRAR DINERO EN PRAGA

Si vuestra intención es visitar varios de los lugares emblemáticos de la ciudad y conocerlos por dentro os recomiendo que compréis la Prague Card. Esta tarjeta incluye la entrada de todos los lugares imprescindibles que ver en Praga. Puedes comprar la tarjeta para 2,3 y 4 días en la ciudad.


5. Cruza el Puente Carlos


Uno de los lugares más famosos de Praga y probablemente de Europa sea el puente Carlos. Este puente mide más de 500 metros de largo y 10 de ancho. Este puente en su día tuvo 4 carriles destinado al paso de carruajes. En la actualidad es un puente peatonal.

El puente de Carlos fue encargado por Carlos IV en el año 1357 para remplazar un puente más antiguo.

Aunque se terminó en el año 1390, con las impresionantes estatuas agregadas en el siglo XVII, el puente no tomó su nombre oficial hasta el siglo XIX.




6. El Callejón del Oro


También dentro del complejo del Castillo encontrarás el Callejón del Oro, una de las calles más emblemáticas de Praga. La leyenda cuenta que esta era la calle donde los alquimistas podían transformar materiales en oro. Es una calle preciosa con casitas de colores con mucho encanto.


7. El Antiguo Palacio Real


El antiguo Palacio es otro de los edificios que encontrarás dentro del recinto del castillo. Fue construido en el sigo IX como un palacio de madera. El antiguo Palacio sufrió importantes cambios hasta convertirse en el impresionante palacio que actualmente puedes encontrar.


8. La Basílica y el Convento de San Jorge


Uno de los lugares más impresionantes que ver en Praga es la Basílica y el convento de San Jorge. Fue fundada en el año 920. La antigua basílica fue ampliada en el año 973 con la construcción del convento.

En la actualidad, el convento acoge la colección de arte bohemio del siglo XIX de la Galería Nacional de Praga.


9. La Torre de la Pólvora


La torre fue construida en el año 1475 como una de las 13 puertas de la muralla fortificada.

Años más tarde, durante el siglo XVII la torre comenzó a utilizarse como lugar de almacenamiento de la pólvora. Dicha torre terminó convertida en el laboratorio de los alquimistas del rey Rodolfo II.

Desde su cima tendrás unas preciosas vistas de la zona antigua de la ciudad.




10. La Torre Negra


Otra de las torres de dentro del complejo arquitectónico del castillo es la Torre Negra. Es conocida por este nombre debido a un incendio que la dejo ennegrecida. Tuvo la funcionalidad de prisión para los deudores.


11. La Torre Blanca


Esta torre fue utilizada como prisión para los miembros de la nobleza. No hace falta decir que dichos presos tenían muchas ventajas y comodidades. Nada que ver con otras torres que tuvieron también la función de prisión.


12. La Torre Daliborka


Dicha torre fue famosa en sus inicios por ser una prisión para la nobleza. Más tarde, al trasladar a los nobles presos a la torre Blanca, dicha torre pasó a ser una prisión de presos comunes.


13. La plaza de la ciudad vieja


La Plaza de la Ciudad Vieja es uno de los lugares más agradables de Praga. Desde la Edad Media ha sido un centro de agregación social.


Durante el siglo IX las edificaciones fueron extendiéndose desde el Castillo hasta el río Moldava.

A finales del siglo XI se menciona el primer mercado en la plaza de la ciudad vieja. A lo largo de los siguientes dos siglos Praga continuó creciendo y en el siglo XIII adquirió el título de ciudad. El ayuntamiento comenzó a funcionar a mediados del siglo XIV.


Los dos edificios principales que ver en la plaza con la iglesia de Nuestra señora de Tyn y el ayuntamiento de la ciudad vieja.



14. El reloj astronómico


El Reloj Astronómico de Praga es el reloj medieval más famoso del mundo. Fue construido en el año 1410 por el maestro relojero Hanus y perfeccionado por Jan Taborsky en el siglo XVI. La leyenda dice que para que Hanus no repitiera su obra, los concejales le dejaron ciego.


El reloj está compuesto por 3 partes. La esfera superior de la torre del reloj es el reloj astronómico propiamente dicho. Su función no era dar la hora, sino representar as órbitas del Sol y de la Luna.


El principal atractivo del reloj es el desfile de los doce apóstoles que se produce cada vez que el reloj marca las horas. Este desfile se produce en las ventanas superiores del Reloj Astronómico.

Además de los apóstoles encontraréis cuatro figuras adicionales: el Turco, la Avaricia, la Vanidad y la Muerte, un esqueleto que tirando de la cuerda marca el inicio del desfile.



15. La Casa Danzante


Este edificio de arte contemporáneo es una de las obras arquitectónicas más famosas de Europa y un lugar imprescindible que ver en Praga.

El edificio fue construido en el año 1996 como una colaboración entre el arquitecto croata-checo Vlado Milunić y el arquitecto canadiense-estadounidense Frank Gehry. Dicha casa recibe su nombre por sus características curvas, que parecen dos figuras danzantes, de ahí el apodo de "Fred y Ginger" en honor a Fred Astair y Ginger Rogers.



16. La Mala Strana


Un plan genial para pasear sin prisa en Praga es visitar el barrio de Mala Strana. Es una zona preciosa con calles empedradas y con increíbles fachadas históricas. Es una buena zona dónde alojarse en Praga. Es una zona concurrida con muchos lugares dónde poder comer, comprar souvenirs…



17. El Clementinum


En la antigüedad este lugar formaba parte de un colegio jesuita. Tras su expulsión, los edificios y su colección de libros pasaron a ser propiedad del estado, pasando a ser nombrada Biblioteca Nacional en el año 1781. Dicen que es una de las bibliotecas más bonitas del mundo y personalmente aquí una friki de la lectura este lugar es uno de los lugares más increíbles que ver en Praga por lo menos.

Destaca por tener un estilo barroco. Podrás visitar la sala de la biblioteca, la capilla de los espejos y la torre astronómica.



18. El barrio judío de Praga


El barrio judío de Praga es uno de los barrios judíos mejor conservado de todo Europa y donde vivió la mayor comunidad hasta el siglo XIX.


Durante la ocupación Nazi esta sociedad fue devastada y la mayor parte de los judíos que vivían en este barrio fueron deportados a los campos de concentración. Aunque no seas muy fan de la historia, visitar el barrio judío y conocer más sobre su historia es una de las mejores cosas que hacer en Praga. En él encontrarás las 6 sinagogas más importantes de Europa.


Te recomiendo que hagas un tour por el barrio judío. Puedes ver más información y reservar el tour en español por el barrió judío desde este enlace.


19. El cementerio judío


Es considerado uno de los cementerios judíos más interesantes de Europa. Este es el lugar donde célebres personajes como Kafka fueron enterrados. Para visitarlo debes ir al barrio judío, se encuentra entre el casco antiguo y el río Moldava.



20. La Sinagoga española


Muchos dicen que la Sinagoga española de Praga es la sinagoga más hermosa de Europa. Y tienen razón.

La Sinagoga Española recibe su nombre porque fue construida en estilo morisco influenciado por la Alhambra. Incluso si pasas por el exterior, los colores y su diseño te dejarán sin aliento, y eso sin mencionar su interior. Fue construida en el año 1868 y la encontrarás en el barrio judío. Fue construida en el mismo lugar donde había la casa de oración judía más antigua de Praga, conocida como la Antigua Shul.



21. Los Jardines Vrtba


Si te apetece relajarte en mejor lugar dónde pasear y alejarse del ruido de la ciudad son los jardines Vrtba. Estos jardines los encontrarás en el tranquilo barrio de Mala Strana. Son unos jardines de estilo barroco con claras influencias del barroco italiano. Están muy buen cuidados y si viajas a finales de la primavera los verás florecidos y en su mejor momento. Hay varias esculturas mitológicas.


22. El Infante Jesús de Praga


Ubicado en el barrio de Mala Strana, en pleno centro, encontrarás el Niño Jesús de Praga (conocido también como el Niño de Praga). Se trata de una estatua de Jesucristo cuando era un niño. Todos los días, cientos de creyentes visitan este santuario para rezar y pedirle deseos con la esperanza de que se hagan realidad. La estatua en sí está encerrada en un santuario dorado adornado y, aunque se desconoce el origen de la figura se remonta al siglo XVI. A modo de curiosidad, es una cosa interesante de visitar.


23. La Estatua colgada de Sigmund Freud


Otra de las estatuas de Praga que no te puedes perder es la estatua de Sigmund Freud. La encontrarás en la zona de Stare Mesto, en la ciudad vieja de Praga, y deberás de mirar hacia arriba para no perdértela. Justo donde se junta la calle Husova y Betlemske. Es una estatua de dos metros de Sigmund Freud colgando de una viga de metal, por encima del edificio.


24. El Funicular y el Monte Petrín


Para subir al Monte Petrín podrás hacerlo con el funicular. El paseo es la oportunidad perfecta para tener unas vistas increíbles de Praga. Una vez arriba encontrarás "La Torre Eiffel" de Praga.




25. El río Moldava


La orilla del río Moldava ofrece algunas de las mejores vistas del centro histórico de la ciudad. Una de las mejores actividades que hacer es un paseo en barco por el río o pasear por la orilla. Es una zona con mucha actividad de ocio. Hay restaurantes, bares, hoteles… Hay varias islas ubicadas en medio del río, cómo la isla Kampa.



26. Encuentra la calle más estrecha y su semáforo


La calle más estrecha de Praga tiene tan solo 50 centímetro de ancho. No sé si a esto se le puede llamar calle, callejón o es más bien el espacio entre un edificio y otro. Al ser tan estrecho hay colocado un semáforo en cada extremo para los peatones que quieren pasear por esta calle y así no bloquear el paso. Puedes encontrarlo cerca del Puente de Carlos, en U Lužického.


27. El muro de John Lennon


Desde la década de 1980 esta pared se ha cubierto de grafitis, letras y citas de John Lennon y de los Beatles. Los murales se van renovando y cambiando, sin embargo, la temática siempre es la misma: John Lennon.



28. La linea de tranvía TRAM 22


Una de las líneas de tranvía más populares es el Tram 22. Atraviesa barrios clave entre la Ciudad Nueva y la Ciudad Pequeña antes de llevarte al distrito del Castillo además de cruzar el Puente de Carlos. Tomar el tranvía 22 es una de las mejores formas de llegar al Castillo de Praga y una forma rápida de moverse por la ciudad.


29. La Plaza de Wenceslao


Esta plaza es la zona más comercial de la parte nueva de la ciudad. A pesar de que en la actualidad es el lugar de moda para salir de noche, la Plaza Wenceslao ha sido el lugar histórico de muchas de las manifestaciones, protestas y celebraciones más influyentes del país como la fundación de Checoslovaquia en el año 1918 y la posterior Revolución de Terciopelo.


30. Museos de Praga


Tienes una larga listas de museos que visitar en Praga. Necesitarías muchos días para visitarlos todos.

Si tienes tiempo te recomiendo visitar el museo Nacional de Praga. Aquí conocerás más sobre la historia de la República Checa, además de varias estatuas originales.

Otro de los museos interesantes por conocer en Praga es el museo del comunismo. En él encontrarás la historia más reciente de Praga dónde se explica lo que significó para Praga la ocupación soviética.


31. No puedes irte de Praga sin comer un Trdelnik


Este delicioso dulce es perfecto para comerlo en cualquier momento. Es algo empatagoso y para los no golosos quizás es demasiado. Para los que nos gusta el dulce es un dulce muuuuy bueno. Se trata de un rollo con un sabor y textura muy similar al cinnamon roll, y para cocer la masa se enrolla en una barra. Se hornea y se sirve con azucar. Puedes encontrar con canela, rellenos de frutas, de crema... Lo puedes encontrar en cualquier sitio, en bares, restaurantes, panaderias, puestos callejeros... Es delicioso y muy economico.



32. La iglesia de San Cirilo


Durante la Segunda Guerra Mundial está la iglesia ortodoxa de los Santos Cirilo y Metodio se utilizó como último escondite para los soldados checos y eslovacos involucrados en la Operación Antropoide. Dicha operación consistía en asesinar a Reinhard Heydrich, un nazi de alto rango a cargo de las tierras checas ocupadas, en una de las resistencias más duras de la guerra. La cripta ahora alberga un monumento a los soldados que murieron en combate o se suicidaron después de que las tropas nazis asediaran la iglesia.


33. La Cerveza Checa y la Absenta


Los checos dicen que tienen la mejor cerveza del mundo. Y si te gusta la cerveza en Praga encontrarás cervecerías en cada esquina. Además, en todas los bares y restaurantes podrás degustar algunas de sus cervezas nacionales como la Budvar y la Staropramen.


Por otro lado, si quieres probar algo más fuerte en Praga podrás beber absenta. Absintherie es un bar muy popular situado en el casco viejo y ofrece más de 100 tipos diferentes de absenta. La absenta es un licor muy fuerte derivado del anís y otras hierbas que tiene la reputación de producir pequeñas alucinaciones. Personalmente, creo que solo de olerlo ya te emborrachas y yo que no bebo ni me atreví a probar ese brebaje, pero si te gustan las bebidas alcohólicas probar el absenta es algo interesante que hacer (con mucha moderación y responsabilidad) en Praga.


Excursiones que hacer desde Praga


Si tienes más de dos días en Praga, puedes dedicar el tercer día para hacer alguna excursión interesante para conocer un poco más la historia del país.