Qué ver y hacer en Cahors, uno de los pueblos más bonitos de Francia

Cahors es uno de los pueblos más bonitos de Francia. Se encuentra en el departamento de Le Lot, a una hora al norte de la ciudad de Toulouse. Es un pueblo que puedes visitar en una escapada de fin de semana o en un día.


En este post te hablo de que ver y hacer en Cahors y algunas opciones geniales dónde alojarse.



QUE VER Y QUE HACER EN CAHORS


Maravillarse con el Pont Valentré, el lugar más bonito que ver en Cahors


El Pont Valentré es el principal monumento que ver en Cahors, se trata de uno de los puentes más bonitos de Francia. Es un antiguo puente de piedra fortificado que data del periodo medieval.Se construyó durante las guerras franco-inglesas en el año 1306, aunque no se acabó hasta 72 años más tarde.

El objetivo era el de evitar los ataques a la ciudad. ¡Y cumplió su cometido ya que Cahors nunca fue atacada! Mide 138 metros de longitud y sus tres torres fortificadas le dan un aspecto de castillo. El Pont Valentré cruza el río Lot creando un paisaje muy bonito con vegetación rodeándolo.




Visitar la Catedral de Saint-Étienne


La Catedral de Saint-Étienne es el principal edificio religioso del pueblo de Cahors. Se trata de una catedral románica construida entre los años 1080 y 1135, ubicada en pleno corazón de la ciudad.

El edificio tiene dos cúpulas de estilo bizantino y algunas hermosas vidrieras que llaman la atención. Merece la pena conocer su precioso claustro, donde te encontrarás con unos jardines muy bonitos e íntimos.


Descubre la leyenda del diablo


La mayoría de los puentes construidos en la Edad Media esconden varios mitos. Y por supuesto, el Pont Valentré también. Cuenta la leyenda que el arquitecto estaba tan desesperado por terminar la obra que le solicitó la ayuda a Satán a cambio de su alma.

De este modo, el diablo puso todo su conocimiento al servicio de la obra. Así que en poco tiempo las obras finalizaron exitosamente. Sin embargo, el arquitecto fue incapaz de cumplir con su parte del trato y para salvar su alma le pidió al diablo que fuera a recoger agua para calmar la sed de sus obreros.

Como consecuencia, el diablo enfureció y todas las noches robaba la última piedra de la torre central, hoy conocida como Torre del Diablo. De este modo, el arquitecto tenía que repararlo todas las mañanas.


Pasear por sus calles medievales de Cahors sin rumbo


La ciudad está repleta de edificios históricos, además, sus calles medievales tienen un aire muy romántico y vale la pena callejear sin rumbo y apreciar cada rincón, sus balcones, sus callejones que conducen a patios internos…



Subir al Mont Saint-Cyr


No puedes irte de Cahors sin subir al mirador del Mont Saint-Cyr. Puedes llegar en coche o a pie. De hecho, desde el puente Louis-Philippe, solo tardarás unos 15 minutos en subir por un sendero rocoso. No es muy exigente, apto para todos los públicos. Y una vez arriba, disfruta de un atardecer precioso.


No te pierdas el mercado de Cahors


A dos pasos de la Catedral de Cahors, podrás visitar el mercado de la ciudad. Tienen todo tipo de productos regionales del Lot como foie gras y trufas, quesos... Puedes visitarlo por las mañanas y observar a los locales como hacen sus compras. Es un ambiente muy agradable y la oportunidad de comprar productos locales de calidad.


Conocer el Reloj monumental


Este reloj se encuentra en una rotonda ubicada en la Place Saint Urcisse. Fue construido por Michel Zacharrou en el año 1997. Podrás ver el funcionamiento del reloj y todo su mecanismo interno. Funciona a través del movimiento de unas bolas metálicas. 54 bolas registran 18.000 kilómetros al año. ¡Increíble!



ORGANIZA TU VIAJE PASO A PASO



Espero que disfrutes mucho de tu viaje a Francia y que este artículo te haya sido de utilidad. Puedes seguir leyendo muchos más artículos relacionados en el blog.


Si te ha gustado este artículo suscríbete al blog para no perderte los próximos destinos, curiosidades, consejos de viaje e inspiración para tus viajes.


¡Un abrazo y hasta la próxima!