25 imprescindibles que ver y hacer en Bruselas

Bruselas es la capital Belga y sede de la Unión Europea y OTAN. Por lo que ten en cuenta que, en tu visita a la ciudad, seguro que ves un montón de edificios gubernamentales, prácticamente todos situados en palacios. La ciudad tiene más de 80 museos, el Palacio Real, un atractivo cultural impresionante y un sinfín de lugares por visitar. ¡No te aburrirás, tienes muchísimas cosas que ver y hacer en Bruselas!


En este artículo te cuento lo imprescindible que ver y hacer en Bruselas, algunos tips de alojamiento y consejos para ahorrar dinero en la ciudad.


He viajado en dos ocasiones a Bruselas, en primavera y navidades, así que encontrarás fotografías de las dos ocasiones. ¿Cuando es el mejor momento para viajar a Bruselas? Este tipo de pregunta me la haces muchísimo. Y mi respuesta siempre es la misma; No importa que haga sol, llueva, nieve... cualquier momento es perfecto para viajar a cualquier lugar. ¡Encuentra un vuelo barato, empaca una maleta en el ultimo momento y no lo pienses mucho! ¡A viajar!



25 IMPRESCINDIBLES QUE VER Y HACER EN BRUSELAS


1. Empieza conociendo Bruselas con un free tour


Siempre es una buena idea reservar una visita guiada cuando visitamos una nueva ciudad. Estas visitas guiadas ofrecen información cultural, histórica, anécdotas... de los lugares más emblemáticos de la ciudad. En Bruselas podéis reservar una visita guiada gratuita para conocer un poco más. Tienen varias opciones, te dejo los enlaces para que puedas reservar tu free tour por Bruselas:



2. Maravillate con La Grand Place


La Gran Plaza de Bruselas es impresionante. En ella se encuentran dos de los edificios más importantes que ver en Bruselas: el ayuntamiento (Hôtel de Ville) y la Maison du Roi, que fue residencia de la familia real y que en la actualidad rncontrarás el Museo de la ciudad.


En el museo podrás observar pinturas y tapices a partir del siglo XVI y también los numerosos trajes con los que se ha vestido al Manneken Pis.


No solo debes acercarte hasta aquí para visitar el museo, la plaza en sí es una preciosidad. La Plaza fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1998.




3. No te pierdas el ayuntamiento de Bruselas


El edificio que alberga el ayuntamiento de Bruselas es uno de los más bonitos de la ciudad y algunos consideran que incluso del mundo.

Fue construido en el siglo XV y es de estilo gótico brabantino. Es una muestra de la prosperidad belga y holandesa de la época. Para demostrar su poder, ambos países construyeron grandes edificios civiles, tanto ayuntamientos como lonjas comerciales.

La torre mide 96 metros de alto y en su extremo se encuentra una estatua dorada de cinco metros del arcángel Miguel, patrón de la ciudad. Durante un breve periodo, al inicio de la Primera Guerra Mundial, el ayuntamiento fue un hospital improvisado.



4. Encuentra las casas gremiales


En la misma plaza se encuentran las casas gremiales. El desarrollo comercial de la ciudad fue ligado a esta plaza, así que allí se establecieron los gremios con sus respectivas casas.

En el año 1695, la plaza al completo quedó destruida por los cañones del ejército del rey de Francia, Luis XIV. No obstante, en unos cuatro años, la ciudad se reconstruyó y volvieron a construir las casas gremiales.


5. Visita la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula


Este es el edificio religioso más representativo e importante de Bruselas.

Su construcción duró 3 siglos, empezó a construirse en el año 1226 con piedra de Gobertange y se finalizó en el año 1500.

Es de estilo gótico brabantino y ha sido escenariodecoronaciones y bodas reales.

Se encuentra situada en el cruce de dos importantes rutas, la que va de Flandes a Colonia y la que va de Amberes a Mons pasando por Bruselas.


La entrada es gratuita y si quieres acceder a ver el tesoro deberás de pagar 2 euros.



6. Encuentra el Manneken Pis


Se trata de uno de los principales iconos de la ciudad. Es una famosa estatua de tan solo 61 cm.

Su leyenda no es clara y podrás encontrar varias versiones según a quién preguntes. Algunos te dirán que simboliza la actitud de los belgas frente al poder y otros te dirán que homenajea a un chico que quiso apagar un fuego con sus propios recursos.




7. Y no te olvides de buscar el Jeanneke Pis


En tu búsqueda para encontrar el manneken Pis tampoco te puedes dejar fuera su versión femenina. La Jeanneke Pis se encuentra justo al lado de la Rue des Bouchers. La escultura data del año 1987 y fue creada por encargo del dueño de un restaurante local.


8. Y por último busca el Zinneke Pis


Pues sí, hay una tercera estatua que debes encontrar. Esta estatua es la representación en forma de perro. La encontrarás en la esquina de Rudy des Chartreux y Rue du Vieux Marché aux Grains.

Esta estatua es la más moderna de las tres ya que fue creada en el año 1998 por Tom Fantzen durante una campaña de marketing.


9. Pasea por el Jardin du Petit Sablon


Este jardín se encuentra en el barrio de Sablon y es considerado uno de los más elegantes de la ciudad. Podrás ver varias estatuas interesantes y disfrutar de un momento tranquilo, desconectando un poco del ajetreo de Bruselas.


10. Visita la Catedral Notre Dame du Sablon


Esta bonita iglesia católica fue construida en el siglo XV y la encontrarás situada en el bonito barrio de Sablon. Destaca exterior de estilo gótico brabantino tardío y su exuberante decoración interior que incluye dos capillas barrocas.


La leyenda cuenta que a una joven de Amberes se le apareció la virgen y le pidió que la transportara a Bruselas.

Así lo hizo, cogió un barco y le regaló la imagen al Gremio de los Arqueros, quienes la pusieron en su capilla. Desde entonces esta catedral ha sido un importante lugar de peregrinación.




11. Disfruta comiendo el chocolate belga


Una de las mejores cosas que hacer en Bruselas en reventar comiendo chocolate. Y es que ya es conocido por todos que el chocolate belga es buenísimo. Podrás encontrar tiendas específicamente solo de chocolate y bombones, panaderías donde sus dulces vienen rellenos con esta deliciosa y hasta food trucks dónde podrás degustar una crepe rellena de chocolate belga. Es un vicio. Te aseguro que volverás a casa con unos kilos de más.


Si tienes pensando comprar chocolate para regalar a tus familiares a la vuelta o para poder seguir comiéndolo en casa, te aconsejo que lo compres en la ciudad y no esperes al aeropuerto. Puedes encontrar las mismas tablas el doble de caras si esperas hacer tus compras a ultima hora en el vuelo de vuelta.




12. Ve de compras a las Galerías Reales de Sant Hubert


No soy muy fan de ir de compras cuando viajo. Y suelo dejar a un lado los centros comerciales, pero en Bruselas hay que hacer una excepción.


Las Galerías Reales de Saint Hubert se construyeron a mediados del siglo XIX bajo la petición de la alta burguesía de la ciudad. Querían tener su espacio de ocio propio donde protegerse de los meses más fríos y lluviosos.

La arquitectura de las galerías es impresionante y preciosa. Y aunque pasen los años te da la sensación de que el tiempo se detiene cuando paseas por sus pasillos.