Que ver en Izamal, la ciudad amarilla de las 3 culturas

El pueblo de Izamal se encuentra en la península del Yucatán y te sorprenderá y enamorará a partes iguales.

Lo mas sorprende de esta ciudad, es que está pintada en amarillo/dorado. Y si, no solo los edificios más emblemáticos, también casas, tiendas, incluso calles.

Si estás planteándote hacer una ruta por la Península del Yucatán no te puede faltar una parada en Izamal.

En este post te cuento que ver en Izamal, la ciudad de las 3 culturas. También te añado algunos datos curiosos, que hacer a los alrededores y donde alojarse (si quieres hacer noche aquí).


QUE VER EN IZAMAL, LA CIUDAD DE LAS 3 CULTURAS


Izamal es conocida como la ciudad de las 3 culturas debido a que posé una mezcla muy marcada de su pasado; precolombina, colonial y actual.

La razón por la que Izamal es monocromática es sencilla, antes de la visita del Papa Juan Pablo II en el año 1993, se decidió pintar el pueblo por completo de este color para darle la bienvenida. Desde entonces adquirió esta peculiaridad y se volvió muy popular. Tanto que los turistas que apenas llegaban por aquel entonces a Izamal, se han multiplicado cada año debido a que todos quieren conocer la ciudad amarilla de México.


El origen de su nombre se encuentra en la palabra maya “izmal” que quiere decir “rocío del cielo”.


Y ahora si, vamos a empezar con la lista de los lugares imprescindibles que conocer y ver en Izamal:


1. Visita el Convento de San Antonio de Padua


Bajo la supervisión de Fray Diego de Landa, este santuario es uno de los más antiguos de México. Sus obras terminaron en el año 1561 y este edificio es el principal motivo para visitar Izamal.

Un dato curioso y poco conocido es que el atrio es el segundo más grande del mundo, por detrás del de la Plaza de San Pedro en el Vaticano.

También tiene el patio cerrado más grande de América, y el segundo más grande del mundo, tras la Plaza de San Pedro del Vaticano.

El convento fue construido sobre las ruinas de un templo prehispánico, un edificio conocido por los nativos como pap-Hol-Chac.