Los 10 mejores lugares que ver en Heidelberg

Dicen que Heidelberg es una de las ciudades más bonitas y románticas de Alemania. Situada en un lugar privilegiado, en el valle del río Neckar, hacen de Heidelberg un lugar muy especial.

En este post te cuento los 10 mejores lugares que ver en Heidelberg, te añado algunos tips de zonas donde alojarse y alojamientos, hablaremos de su castillo, uno de los más bonitos de Alemania, y de que puedes ver a los alrededores de la ciudad. ¡Empecemos!



En la ciudad de Heidelberg podéis hacer un free tour. Además, es una visita guiada muy completa con un guía de habla en español. ¡No te la pierdas! Puedes ver más información sobre el Free tour por Heidelberg y reservar desde este enlace.


QUE VER EN HEIDELBERG ¡Los 10 mejores lugares!


1. Visitar el Castillo de Heidelberg

El castillo de la ciudad se encuentra situado en la colina Königstuhl, es uno de los castillos más bonitos de Alemania, y es una parada imprescindible en tu viaje a Heidelberg.

Fue construido en piedra de arenisca roja a partir del siglo XIII, sufriendo numerosas destrucciones y reconstrucciones durante los siglos posteriores. Se encuentra encaramado a la colina, a 200 metros de altura, y con unas espectaculares vistas del río y del núcleo urbano medieval.

Para visitar el castillo ten en cuenta que pasarás bastante tiempo aquí. Nosotros estuvimos unas 3 horas recorriéndolo. Es un complejo arquitectónico de gran valor histórico y con una incalculable belleza.



Para llegar al castillo puedes hacerlo en coche, subiendo los 300 escalones o con un funicular que sale del centro histórico de la ciudad. El precio del funicular está incluido en la entrada al patio del castillo.


Una vez empieces tu visita al castillo, lo primero que verás es el patio principal, donde podrás ver las bonitas fachadas con piedras de color rojizo y estilo renacentista.

En el castillo no todas las estancias están abiertas al público. Una de ellas es el museo de Farmacia, dónde se muestras objetos del romanticismo y de la época medieval.

Aquí también se encuentra el barril de vino más grande del mundo, con una capacidad de 222.000 litros. ¡Es impresionante!

Los jardines del castillo también son una parada imprescindible. Desde los jardines podrás ver unas vistas panorámicas del castillo y de la ciudad de Heidelberg.