Los 25 mejores lugares que ver en Atenas

Atenas es la ciudad más bonita de Grecia, además de ser su capital, es uno de los lugares turísticos más popular. No te faltarán cosas que ver y hacer en Atenas. Es una ciudad alucinante, llena de historia y con rincones preciosos por conocer.

En este post te cuento los 25 mejores lugares que ver en Atenas para que no te pierdas nada en tu viaje Atenas.



LOS 25 MEJORES LUGARES QUE VER EN ATENAS


1. Acrópolis de Atenas, un lugar imprescindible que ver en Atenas

La Acrópolis es el lugar más importante y conocido de toda Grecia. Se encuentra situada en un lugar estratégico capaz de dominar cada rincón de la ciudad.

A pesar de que con el paso de los siglos la Acrópolis ha sido destrozada y saqueada en muchas ocasiones, tras la declaración de la independencia de Grecia las ruinas que se conservan han sido restauradas.

Durante tu visita a la Acrópolis podrás ver las distintas ruinas (muy bien conservadas) que te transportarán a la antigua Grecia.


La Acrópolis de Atenas contiene algunos de los monumentos más conocidos de la época clásica de Grecia: el Partenón, el Erecteion, el Templo de Atenea Niké y los Propileos, entre muchas más.

El principal edificio de la Acrópolis es el Partenón. Además, de ser el mayor símbolo de la belleza de la arquitectura clásica de la antigua Grecia.

Fue Construido entre los años 447 y 432 a.C. en un estilo dórico.

Aunque la visita guiada en español no es muy económica, vale la pena contratarlo. Con el guía conocerás cada rincón de la Acrópolis, conociendo su historia de una forma amena y divertida, además de que no te perderás nada.



2. Museo de la Acrópolis de Atenas

Este museo está dedicado a la exposición de los restos hallados en la Acrópolis, explicando su historia y funcionamiento como principal centro religioso en la antigua Atenas.

El museo se encuentra situado a 300 metros de la Acrópolis. Y ya el museo en sí, es una obra arquitectónica impresionante.

El edificio del museo se ha construido en acero, cristal y cemento, y cuenta con 14.000 metros cuadrados y se exponen unas 4.000 piezas.

A través de las diferentes exposiciones es posible ver algunas muestras de los restos de la ciudad antigua situados bajo un suelo de cristal, infinidad de esculturas y piezas clásicas que pertenecieron a la Acrópolis. Y fragmentos de algunos otros edificios como el Templo de Atenas Niké, el Erecteion y los Propileos.

En la Sala del Partenón, que se encuentra situada en la planta alta del edificio, se pueden ver algunos de los objetos de mayor valor. Tampoco te puedes perder las Cariátides, unas robustas estatuas que representaban bellas sacerdotisas que actuaban como columnas en el edificio del Erecteion.



3. Delfos

Para los antiguos griegos Delfos era el centro del mundo y en la actualidad es un pequeño pueblo turístico ubicado en la ladera sur del monte Parnaso.

En la Antigua Grecia Delfos también atraía visitantes, peregrinos que recorrían el país en busca de los consejos de Pitia, la sacerdotisa más famosa de la época. El Oráculo de Delfos estaba formado por mujeres mayores que se creía que tenían poderes heredados del dios Apolo.

Las mujeres oráculo llegaban a un estado de trance mediante el uso de drogas y eran sus sacerdotes los que interpretaban sus palabras. Delfos estaba considerado el lugar religioso más importante del mundo helénico.


En Delfos tienes una zona arqueológica por visitar y un museo. Además, desde Delfos tendrás unas vistas espectaculares del valle y del mar al fondo.

En la zona arqueológica los lugares más importantes por visitar son el Templo Apolo, el teatro y el estado.

Vale la pena visitar Delfos, no te lo pierdas. Para visitar Delfos la mejor forma es haciendo una excursión que te incluya transporte desde el centro de Atenas o con recogida en tu hotel.



4. Partenón

El Partenón fue construido entre el 447 y el 438 c.C en la Acrópolis. El Partenón es uno de los monumentos más importantes de la antigua civilización griega, además del edificio más representativo de toda Grecia.

Fue construido en mármol blanco del Monte Pentélico, con el fin de albergar la imagen de oro y marfil de Atenea Parthenos, una impresionante estatua de doce metros de altura elaborada por Fidias.

El Partenón mide 70 metros de largo x 30 metros de ancho aprox. Y está rodeado de columnas. Tiene 8 fachadas principales y 17 laterales.

El Partenón se encuentra en el interior del Acrópolis y no deberás de pagar ninguna entrada adicional, con la entrada del Acrópolis ya lo podrás visitar.


Partenon de Atenas

5. Visita el barrio de Plaka

El barrio de Plaka es conocido también como el barrio de los Dioses denido a su cercanía con la Acrópolis. Se trata del barrio más antiguo de Atenas, además de ser una zona con muchísimo encanto.

Sus calles son estrechas y adoquinadas, donde se encuentran casas neoclásicas del siglo XIX. Aunque visitar el barrio puede ser un poco estresante en temporada alta (en muy popular) vale la pena visitarlo y perderse por sus laberínticas callejuelas.


Aquí se encuentra el monumento a Lisícrates, el Ágora Romana y el museo de Instrumentos populares.


6. Ágora antigua

El Ágora Antigua de Atenas era el centro de la vida social, política y comercial de la ciudad en la antigüedad.

El Ágora estaba constituida por un amplio espacio abierto rodeado por diversos edificios públicos y poseía funciones muy diversas: El centro de gobierno, el mercado y el recinto sagrado.


Actualmente, todavía se puede apreciar como eran antiguamente el edificio de la Stoa de Átalo, antiguo centro comercial de Atenas que actualmente acoge el Museo del Ágora antigua, y el Templo de Hefesto, uno de los templos mejor conservados.


7. Museo Arqueológico de Atenas

El Museo Arqueológico de Atenas fue fundado a finales del siglo XIX. Y se trata del museo arqueológico mas grande de toda Grecia, y el más grande del mundo en su temática; la antigua Grecia.

En él se encuentran colecciones de la prehistoria, esculturas, vasijas, objetos procedentes de la isla de Santorini, objetos realizados en bronce y una rica colección de arte de Egipto.


8. Monastiraki

Monastiraki es una zona comercial llena de ambiente y con lugares interesantes por conocer. Su nombre se debe al pequeño monasterio que se encuentra en la plaza Homónima.

Algunos de los lugares más emblemáticos de Monastiraki son la iglesia Kapnikarea, el mercado y la plaza Monastiraki. Aquí también se encuentra el Museo de Arte Popular Griego, la biblioteca de Adriano y la estación de mtro de Monastiraki, una de las más antiguas de Atenas.




9. Meteora

Meteora es uno de los lugares más especiales del mundo y fue uno de los motivos por los que decidí viajar a Grecia.

Meteora significa "rocas en el aire". Y se trata de un conjunto de peñascos de piedra arenisca formados bajo el mar hace 30 millones de años. Estas fascinantes formaciones esculpidas a lo largo de la historia quedaron al descubierto al bajar el nivel del mar.

Ya el paisaje de por si es precioso, pero algo que llama mucho la atención y hace lugar tan especial son los monasterios que coronas algunos de los peñascos.

Actualmente quedan en pie 13 de los 24 monasterios originales, 6 de los cuales se pueden visitar.

El primer monasterio, Megalo Meteoro, fue fundado en 1336 por un monje llamado Athanasios. Corona una roca de 536 metros de altura. Si visitáis este monasterio, antes de la entrada podréis ver la cueva donde primeramente habitó el monje.

La construcción de los monasterios aún es una incógnita, aunque la teoría más popular es que pudieron subir hasta aquí con la ayuda de cometas.


Para visitar Meteora puedes hacerlo con un coche de alquiler, llegando hasta los pueblos de Kastraki o Kalambaka, donde te puedes alojar. Aunque también hay algunos tours desde Atenas de un par de días que incluyen esta visita.

Nosotros decidimos hacer un pequeño roadtrip por Grecia y llegamos hasta aquí con un coche de alquiler. Los paisajes para llegar hasta aquí no tienen desperdicio y es una zona muy tranquila y bonita. Si te animas a visitarla desde Atenas te recomiendo alojarte un par de noches en esta zona.




10. Estadio Penatenaico


El impresionante estadio Penatenaico fue construido entre el año 1869 y el año 1870 en mármol blanco. Y fue el lugar dónde se celebraron los juegos olímpicos en el año 1896.

El primer estadio que se construyó en el mismo lugar fue edificado en madera, en el año 330 a.C., para la celebración de las competiciones deportivas que se realizaban durante las Panateneas.

Las Panateneas eran celebraciones religiosas que tenían lugar cada año. En las celebraciones se rendía culto a la diosa Atenea mediante diferentes competiciones entre las que se encontraban la hípica, el atletismo, la lucha o las carreras de cuadrigas, además de las competiciones musicales o de belleza.

Cuando visites Penatenaico puedes pasear por las gradas de mármol, entrar en la pista de atletismo y subir al pódium.


11. Pasea por la plaza Sintagma


La plaza Sintagma, también conocida como la plaza de la constitución es uno de los lugares de Atenas que no te puedes perder. Aquí se encuentran algunos lugares interesantes como el Parlamento, la Tumba del Soldado desconocido, el antiguo y lujoso hotel Grande Bretagne y la calle Ermou.


12. Templo de Zeus Olímpico


El Templo de Zeus Olímpico fue un enorme templo construido entre los siglos VI y II a.C en honor al dios Zeus Olímpico.

El templo media 96 metros de largo y 40 metros de ancho, construido en mármol del Monte Pentélico y contaba con 104 columnas corintias de 15 metros de altura. ¡Impresionante!

Aunque un terremoto acaecido en la Edad Media destruyó el templo, en la actualidad todavía se pueden visitar los restos que te hacen imaginar como era de majestuoso este lugar en la antigüedad.




13. Teatro de Dioniso

El teatro de Dioniso fue construido durante el siglo VI a.C y fue el mayor teatro construido por los antiguos griegos. Tenia una capacidad de 17.000 personas.

Inicialmente los ciudadanos de la antigua Grecia se sentaban en la colina para rendir culto al dios Dioniso. En la época de Pisístrato comenzaron a realizarse las primeras celebraciones en honor al dios, que consistían en representaciones de mimos y danzas que se convertirían en las primeras manifestaciones teatrales de Atenas.

Durante los comienzos del teatro, los espectadores ocupaban las plataformas de madera que fueron situadas a lo largo de la pendiente del cerro hasta que, a finales del siglo V a.C., se sustituyeron las primitivas plataformas por gradas de cemento.

En la actualidad, el teatro esta muy bien conservado, puedes sentarte en sus gradas y pasear entre ellas.


14. Odeón de Herodes Ático


El Odeón de Herodes Ático es un edificio construido en el año 161 para la celebración de audiciones musicales. Se encuentra justo al lado del Teatro de Dioniso y a los pies del Acrópolis.

El Odeón de Herodes Ático estaba construido con muros revestidos de mármol, contaba con asientos para más de 5.000 espectadores realizados en mármol blanco y el suelo estaba cubierto por mosaicos. Se trataba de un gran edificio de planta romana en la que el elemento más llamativo era el techo de madera de cedro.

El teatro estaba compuesto por una orquesta semicircular y un escenario de más de 35 metros de anchura.

En la actualidad la entrada al teatro está reservada para las representaciones teatrales y espectáculos musicales, por lo que no es posible entrar sólo para visitarlo. El mejor lugar desde el que se puede contemplar su interior es desde su parte superior, en el recinto de los Acrópolis.



15. Ágora Romana

El Ágora romana, conocido también como el foro romando, es la antigua plaza pública de Atenas. Y se encuentra en el barrio de Plaka.

Fue construida entre los años 19 y 11 a.C bajo las ordenes del emperador Augusto. El Ágoda durante su época dorada, disponía de 100 metros cuadrados en los cuales se podía encontrar el mercado, varios comercios y las letrinas públicas.

En la actualidad, solo se conservan partes de columnas, algunas zonas de los baños, la torre de los vientos y algunas zonas limitadas. Hay que echarle imaginación para pensar como era el Ágora en la antigüedad.


16. Biblioteca de Adriano


La biblioteca fue construida en el año 132 d.C bajo las ordenes del emperador romano Adriano. Es conocida como la biblioteca de las 100 columnas.

La biblioteca años después quedó destrozada y no fue hasta el año 1885, cuando empezaron las excavaciones y se encontraron bloques de piedra caliza e impresionantes columnas corintias de más de 8 metros de altura. Además, también se encontraron restos de los cimientos de una pequeña iglesia que data del siglo V.

En la actualidad poco queda de la biblioteca de Adriano, es posible hacerse una idea de las dimensiones que tuvo.


¿Todavía no sabes dónde alojarte en Atenas? Te cuento sobre las mejores zonas para alojarse y algunos alojamiento geniales, en este enlace.

17. Kerameikos