Los 10 lugares más bonitos que ver en Salamanca

Salamanca es una ciudad preciosa con un centro histórico lleno de maravillas arquitectónicas y mucho ambiente. Los lugares más imprescindibles que ver en Salamanca se pueden visitar en un día, aunque te recomiendo que te alojes por lo menos una noche en la ciudad.


En este artículo te cuento sobre los lugares más bonitos que ver en Salamanca y consejos de dónde alojarse.



LOS LUGARES MÁS BONITOS QUE VER EN SALAMANCA


1. La plaza Mayor de Salamanca


Uno de los lugares más bonitos que ver en Salamanca es la Plaza Mayor, en pleno centro histórico. Es un lugar lleno de encanto que te enamorará desde el primero momento. La plaza es de estilo barroco, construida entre el año 1729 y el año 1756. La plaza es un cuadrilátero imperfecto en el que destacan sus arcos de medio punto y los edificios históricos que rodean la ciudad. Algunos de los edificios más importantes son los pabellones Reales de San Martín y de Pretineros, el Ayuntamiento y la centenaria cafetería Novelty.

Encontrarás unos medallones situados entre los arcos que representan personajes ilustres de la ciudad y antiguos reyes.


2. La universidad de Salamanca


La Universidad de Salamanca es uno de los edificios más imprescindibles que ver en Salamanca. Fue fundada en el año 1218 por Alfonso IX y es la más antigua del mundo hispano (incluyendo España).

El edificio tiene una preciosa fachada exterior de estilo plateresco, llena de elementos decorativos tallados en piedra, entre los que sorprende la figura de una rana encima de una calavera, que dicen debes ver, si quieres aprobar los exámenes.




3. La Casa de las Conchas


La Casa de las Conchas es un Palacio Señorial construido a finales del siglo XV. Destaca por su fachada y su interior, que combinan estilos como el gótico, el renacentista y el mudéjar.

Una de las características más singulares es su fachada con más de 300 conchas. Además de fotografiar la fachada, puedes acceder al patio interior de forma gratuita.



4. La Catedral de Salamanca


En la ciudad de Salamanca encontrarás dos Catedrales. Y este hecho se debe a que entre los siglos XVI y XVIII se construyó la nueva catedral con la intención de que sustituyera la antigua, aunque finalmente se decidió conservar las dos.

La Catedral Nueva fue construida en estilo gótico tardío. Es la segunda catedral más grande de España e impresiona por su campanario de 110 metros de altura y por la fachada exterior, conocida como Puerta de Ramos, donde puedes ver numerosos elementos decorativos tallados en piedra entre los que sorprenden una figura de astronauta o un dragón con un helado.

Dentro encontrarás varias capillas entre la que destaca la Capilla Mayor, además del altar Mayor y el coro.

Desde el muro sur de la Catedral Nueva podrás acceder a la Catedral vieja. Esta se empezó a construir en el primer tercio del siglo XII y se terminó a finales del siglo XIV, en estilo románico y gótico



5. La Clerecía o Colegio Real


La Clerecía o Colegio Real de la Compañía de Jesús es el mejor mirador de la ciudad.

Este edificio se encuentra situado delante de la Casa de las Conchas. Tiene un colegio con un precioso claustro y una iglesia con una fachada de 3 cuerpos y un interior en el que destacan el Retablo Mayor y la Sacristía.

Podrás subir a las Torres de la Clerecía desde donde tendrás desde la parte más alta unas magníficas perspectivas del casco antiguo.


6. El Huerto de Calixto y Melibea


El Huerto de Calixto y Melibea es un pequeño parque ajardinado que fue escenario de los encuentros amorosos de los protagonistas de La Celestina, título con el que se popularizó la Tragicomedia de Calisto y Melibea de Fernando de Rojas. Este jardín está situado sobre la antigua muralla de la ciudad y es perfecto para desconectar un rato y disfrutar de un ambiente más relajado.


7. Palacio de la Salina y de San Boal


El Palacio de la Salina es un precioso edificio de estilo Plateresco fue construido en el año 1538. Esta mansión señorial tiene una fachada decorada con medallones y un precioso patio interior de dos alturas sostenidos por arcos y con varios elementos decorativos en capiteles y ménsulas.


Otro palacio que tampoco te puedes perder visitar el Palacio de San Boal que data del siglo XV. Este último, tiene una llamativa fachada esgrafiada y un bonito patio renacentista.




8. La Casa Lis


La Casa Lis es un palacete modernista situado encima de la antigua muralla que rodeaba la ciudad en la Edad Media.

Este edificio fue construido en el año 1905 y destaca por por tener una fachada sur formada por dos galerías de cristal y hierro, su gran joya.

En su interior podrás recorrer el Museo de Art Nouveau y Art Dèco, que alberga una magnífica colección de muñecas de porcelana, y un gran patio cubierto por una espectacular vidriera.

El precio de la entrada es de 4 euros, aunque te recomiendo hacer la visita guiada por un poco más.



9. Puente Mayor del Tormes


El Puente Mayor del Tormes es un antiguo puente romano construido en la segunda mitad del siglo I. No solo el puente es bonito, sino el entorno en el que se encuentra. Este puente de piedra de más de 300 metros ha sido reconstruido y reparado a lo largo de los siglos por diferentes riadas del río Tormes e intentos de demolición. Al principio del puente se encuentra la estatua más antigua de la ciudad en forma de verraco de piedra y una estatua de metal que representa El Lazarillo de Tormes, en el que se menciona dicho verraco.


10. El Convento de San Esteban


El Convento de San Esteban perteneciente a la orden de los Dominicos. Fue construido entre el año 1524 y el año 1610. Es un precioso edificio que no te puedes perder. El exterior es de estilo plateresco, con abundante decoración tallada en piedra en el que destaca el martirio de San Esteban. Su interior también es impresionante gracias a su claustro. Aunque en la iglesia también destacan el Coro, el Retablo Mayor, la Escalera de Soto y la Sacristía.


Dónde alojarse en Salamanca: Mejores zonas y hoteles



En Salamanca hay muchísimos lugares que visitar. Hasta aquí llega la lista de los lugares más bonitos que ver en Salamanca en un día, pero si dispones de más tiempo no te puedes perder: el Palacio de Monterrey, la Iglesia de San Juan de Sahagún, la Torre del Clavero, el mercado central, la Iglesia de Santa Tomás, el Museo de Salamanca, el Palacio de Anaya, la Iglesia de San Martín de Tours, la preciosa plaza de Anaya, la casa de las Muertes, el Puente Enrique Estevan… entre muchos más.


Free tours que hacer en Salamanca



En Salamanca tienes la opción de hacer muchos free tours, vale la pena aprovechar esta ocasión para conocer los lugares más emblemáticos, de la mano de un guía que te contará no solo la historia, sino curiosidades y leyendas del lugar.



Te ayudo ahorrar en tu viaje a Salamanca