30 Imprescindibles que ver y hacer en Nápoles

Nápoles es una ciudad caótica, llena de color, arte e historia. Muchos dicen que Nápoles no tiene el encanto ni la bellaza de otras ciudades italianas como Roma, Venecia, Florencia… Y en cierta parte, es verdad. No obstante, es una ciudad con muchísimas cosas que ver y hacer, que no deja indiferente a nadie y es el punto de partida perfecto si quieres visitar lugares cercanos como Pompeya, Capri o la Costa Amalfitana.


En este post te cuento los 30 imprescindibles que ver y hacer en Nápoles, te añado tips de viaje para ahorrar dinero y las mejores opciones de alojamiento.



30 IMPRESCINDIBLES QUE VER Y QUE HACER EN NÁPOLES


1. Empieza conociendo la ciudad haciendo un free tour por Nápoles


La mejor opción para conocer una nueva ciudad es siempre hacer una visita guiada de la mano de un guía local. En Nápoles tienes la opción de hacer un free tour en español para conocer los lugares más emblemáticos de la ciudad como la Plaza Bellini, el conservatorio de San Pietro a Maiella, la Port’Alba, la iglesia de Santa Maria delle Anime del Purgatorio en Arco…



Recuerda darle una propina al guía al final de la visita, que seguro que se la merece.

Si no consigues plaza en el free tour por Nápoles (suelen agotarse rápido) puedes reservar el siguiente tour, es el que realice yo y me encantó:



2. Visita el Castel dell’Ovo


El Castel dell’Ovo lo encontrarás en el islote de Megaride. Un islote que fue fortificado con la llegada de los romanos a Nápoles. Desde hace siglos el castillo ha cumplido funciones de vigilancia y ha sido residencia de los reyes de la región.

En la actualidad puedes visitarlo de forma gratuita. Y desde la terraza tendrás unas vistas impresionantes de la Bahía de Nápoles, la isla de Capri y del Monte Vesubio.


Su nombre tan “original” se debe a una leyenda. Según cuenta esta leyenda Virgilio escondió un huevo mágico en posición vertical en la fortaleza. Si no aguantaba y se caía sería un mal presagio para Nápoles y el castillo sería destruido.


Si te interesa puedes reservar una visita guiada por el Castillo del Huevo y el Castillo Nuevo, con un guía en español:





3. Spaccanapoli


Spaccanapoli es una calle de un kilómetro de largo totalmente lineal. Esta calle divide por la mitad la ciudad antigua, dejando a un lado el norte y a otro el sur.

La Spaccanapoli comienza en la plaza de San Domenico Maggiore y continúa hasta la plaza de Gesù Nuovo.


En esta calle encontrarás el obelisco y varios edificios de interés cultural como el Palacio Maddaloni, el complejo de Santa Maria dello Splendore, la iglesia de Santa Maria del Presidio, la iglesia de Santa Maria ad Ogni Bene dei Sette Dolori, entre otros.



4. La Capella Sansevero

La capella Sansevero es una pequeña capilla llena de tesoros artísticos. Es considerada un pequeño museo lleno de esculturas de mármol. La entrada vale 7 euros y vale la pena visitarla. Las escultura más famosa en esta capilla es el Cristo Velatti de Guissepe Sanmartino.


5. La Plaza de plebiscito y el Palacio Real


La plaza del Plebiscito la encontrarás en el centro histórico de Nápoles, al final de Via Toledo. Es una plaza enorme con 25.000 metros de superficie, siendo así una de las plazas más grandes de toda Italia.

El Palacio Real está justo en el centro de esta plaza. Fue diseñado por el arquitecto Domenico Fontana en la última etapa del Renacimiento. En el año 1600. En la actualidad, el Palacio Real se ha convertido en sede de la biblioteca nacional y en un museo, se pueden visitar los Apartamentos Reales.



6. El claustro de la Basílica de Santa Clara


Esta basílica de estilo gótico es otro de los lugares imprescindibles que ver en Nápoles. Se construyó en el año 1310 junto con un convento sobre unos antiguos baños romanos.

El claustro es la zona más bonita del complejo. Es un espacio lleno de columnas recubiertas con azulejos pintados en tonos alegres. Da mucha paz y tranquilidad.

También encontrarás una pequeña zona de museo donde se pueden contemplar restos de los frescos de Giotto y al lado hay un museo arqueológico dedicado al antiguo baleneario romano.


7. El Teatro de San Carlo


El Teatro de San Carlo es uno de los teatros de ópera más antiguos de Europa que todavía se encuentra en funcionamiento.

Su construcción la encargó el Rey de las Dos Sicilias, Carlos de Borbón en el año 1737.

San Carlo es uno de los teatros más conocidos y prestigiosos en todo el mundo. Grandes artistas como Leonardo Leo, Tommaso Traetta, Leonardo Vinci o Farinelli entre muchos otros, han actuado en el.

Llegó a tener un aforo para 3285 personas, aunque posteriormente, con la aprobación de una nueva normativa de seguridad, su capacidad se redujo a 1386 asientos.

El Teatro de San Carlo cuenta con cinco filas de palcos dispuestas en forma de herradura, además de un palco real, una galería y un amplio escenario.



8. Conoce la Nápoles subterránea


En Nápoles hay una ciudad escondida bajo sus pies. Se trata de túneles construidos al final de la era prehistórica. Una construcción que comenzó hace 5.000 años aprox. En el siglo III a.C., los griegos continuaron excavando para construir el famoso hipogeo de Nápoles y para extraer bloques de toba volcánica para la construcción de muros y templos. No obstante, no fue hasta la época romana cuando realmente se desarrollaron los pasos subterráneos y comenzaron a tomar la forma que tienen ahora.


Se construyeron numerosos conductos en los sótanos que se utilizaban para llevar agua a la Piscina Mirabilis, una cisterna de agua potable en la época que se usaba para abastecer a la ciudad que se encontraba sobre el pavimento.

En la Segunda Guerra Mundial, esos túneles se utilizaron como refugios de emergencia durante los bombardeos aéreos de la ciudad. Por eso, en la actualidad se encuentran restos de mobiliario y de objetos conservados en muy buen estado. Una valiosa prueba de este trágico periodo de la historia.


9. Haz algun free tour alternativo en Nápoles



Una forma de conocer los secretos más oscuros de la ciudad y conocer lugares alternativos es hacer alguno de sus free tours más originales. Te dejo los enlaces de varios free tours que puedes reservar ahora y ¡Gratis!:




10. Visita el castillo Nuovo


El castillo nuevo es un castillo medieval situado en la plaza del Municipio. Fue construido en el año 1231 y se mantuvo sin usarse hasta el año 1285, año de la muerte de Carlos I. El primer rey que residió en el castillo fue Carlos II, quién se dedicó a ampliar el castillo y a embellecerlo.


Si te interesa puedes reservar una visita guiada por el Castillo del Huevo y el Castillo Nuevo, con un guía en español:




11. Haz el tour de Maradona, algo peculiar que hacer en Nápoles


El argentino jugó en la ciudad desde el año 1984 hasta el año 1991 y en esos pocos años se convirtió en todo un símbolo por los éxitos que trajo al club. Para hacerle homenaje, se le dedicó un altar que hoy puedes ver en el Bar Nilo. Incluso hay un mechón suyo. Si eres fan del futbol o te interesa la vida de Maradona puedes realizar un tour de Maradona por la ciudad. Ya que el bar Nilo no es el único lugar dónde encontrarás la huella del futbolista.



12. El Duomo de Nápoles


La Catedral Metropolitana de Santa Maria Assunta, el Duomo de Nápoles, está formado por la basílica de Santa Restituta y la capilla real del Tesoro de San Gennaro. Es uno de los lugares más importantes e imprescindibles que ver en Nápoles por su interés histórico y artístico.


La basílica acoge el baptisterio de San Giovanni in Fronte, el más antiguo de occidente. La capilla real alberga las reliquias del santo patrón de la ciudad, de la que recibe el nombre.


La catedral se acabó de construir en el año 1314 y a lo largo de los años ha ido teniendo diversas remodelaciones. Tiene una mezcla de varios estilos arquitectónicos; gótico, renacentista, barroco y neogótico.





13. El Tesoro de San Gennaro

Justo al lado de la Catedral de Nápoles se encuentra el Museo del Tesoro de San Gennaro. Abrió sus puertas al público en el año 2003, y contiene objetos preciosos como una mitra, que data del año 1713, creada con diamantes, esmeraldas y rubíes, y setenta joyas creadas por maestros de la Escuela Napolitana.

También podrás visitar las tres sacristías de la Capilla del Tesoro, que cuentan con pinturas realizadas por famosos artistas como Luca Giordano, Massimo Stanzione, Giacomo Farelli o Aniello Falcone.


14. El Metro de Nápoles, algo muy original que ver en Nápoles


La mejor forma de moverse por Nápoles es hacerlo en metro. La red de metro de la ciudad consta de 2 líneas urbanas integradas. La Línea 1 y la línea 6, y está conectada con tres funiculares, con la red de la anterior Circumvesuviana y con la línea Nápoles-Giugliano-Aversa.

Durante su construcción, se hicieron varios descubrimientos arqueológicos que ahora se encuentran en la estación de Neapolis, un museo construido dentro de la estación Museo.

La estación de metro de Toledo es una auténtica obra de arte.



15. El museo Nazionale di Copodimonte


Este museo está ubicado en un palacio construido el siglo XVIII por orden de Carlos III, rey de Nápoles.

En la actualidad, en el museo se encuentran obras de grandes nombres como el Greco, Tiziano, Rafael, Caravaggio, entre otros. También encontrarás salas dedicadas a la vida palaciega.

Desde algunas zonas del palacio se puede apreciar el monte Vesubio. Los jardiones son preciosos y la mejor época para visitarlos es en primavera y verano.



16. El Museo Arqueológico de Nápoles


Otro museo imprescindible que ver en Nápoles es el Museo Arqueológico, uno de los museos más importantes y valiosos de Europa.

Este museo cuenta con las obras más significativas del patrimonio artístico italiano. Es considero uno de los museos arqueológicos de historia romana más importantes del mundo.

Dispone de un área de 12.650 km2 y está dividido en tres secciones: la Colección Farnesio, las colecciones pompeyanas y las egipcias.

La primera consta de los descubrimientos arqueológicos recabados por Alessandro Farnese en el siglo XVI, que se convirtió en el Papa Pablo III. La segunda contiene las colecciones de las excavaciones arqueológicas de Pompeya. La última está formada por objetos de origen egipcio y es considerada la segunda colección de piezas egipcias más importante de Italia tras el Museo Egipcio de Turín.



17. El cementerio de Fontanella y su “extraña” costumbre de adoptar una calavera


Si... has leido bien. En el cementerio de la Fontanella se pueden ver centenares de calaveras colocadas en cajas con mensajes. Esta disposición y cuidado se debe a la tradición de adoptar una calavera.

El culto a la muerte napolitano consta en cuidar una calavera, limpiándola, llevándole flores e incluso dedicándole mensajes. Este ritual un poco extraño y un tanto macabro hace que estés protegido.

Es algo raro que hacer en Nápoles que no te puedes perder.



18. El Castillo de San Telmo


En Nápoles no faltan castillos y otro de los lugares que no te puedes perder es el Castel Sant’Elmo. Se trata de un castillo medieval situado en la colina de Vomero, una de las zonas más ricas de Nápoles.

Una parte del castillo se obtuvo de la roca sobre la que se construyó. Al estar ubicado en una localización estratégica, siempre ha aspirado a ser un Estado.

A lo largo de la historia, muchos han intentado conquistar el castillo. Fue construido en el año 1329. En el año 1587 fue destruido por un rayo, y posteriormente en el año 1647, durante la revolución de Masaniello, sirvió como refugio al duque de Arcos.


Muchos han intentado atacar y hacerse con el Castel Sant’Elmo. Pero, por su posición estratégica, la realeza bombardeaba a los que intentaran asediarla y les obligaba a retirarse. Más tarde, se convirtió en una prisión donde algunos filogiacobini fueron encarcelados durante la Revolución Francesa.


En la actualidad, acoge eventos, exposiciones temporales y un museo permanente, el Napoli Novecento.


19. La Cartuja de San Martino


La Cartuja de San Martino también se encuentra en la colina de Vomero, junto al Castel Sant’Elmo. Tras la unificación de Italia, fue proclamado monumento nacional.

En la actualidad en ella se encuentra el Museo de San Martino, que cuenta la historia de Nápoles desde la época de los Borbones hasta el periodo posterior a la unificación. La Cartuja cuenta con un centenar de estancias, dos iglesias (una exclusivamente para mujeres), cuatro capillas, tres claustros y jardines colgantes.

Bajo la Cartuja de San Martino podrás ver los pasadizos góticos excavados en la colina. En el interior se encuentran más de ciento cincuenta obras que datan de los siglos XIII al XVII. Es uno de los tesoros de patrimonio artístico más prestigiosos de Nápoles.



20. Más iglesias que ver en Nápoles


Nápoles como cualquier ciudad italiana tiene iglesias en cada esquina. Algunas de las más bonitas y con más encanto que ver en la ciudad son: La Basílica de San Lorenzo Maggiore, la Basílica de Santo Domingo Mayor, la iglesia del Gesú Nuovo y la basilica de Santa Clara.


21. Visitar el Palacio de Caserta (a unos 30km de Nápoles)


El Palacio de Caserta es la residencia real más grande del mundo, hogar de la dinastía Borbón y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1997.

El Palacio se construyó por encargo del rey de Nápoles, Carlos de Borbón, para plantar cara al Palacio Real de Versalles francés. Lo diseñó el arquitecto Luigi Vanvitelli y lo completó su hijo Carlo. Es uno de los monumentos más famosos del mundo y se conoce como “el último gran logro del barroco italiano”.


Si te interesa visitarlo puedes hacer una excursión con transporte con audioguía en español desde Nápoles:




22. Visitar la antigua ciudad de Pompeya



No puedes venir a Nápoles y no visitar Pompeya. Es uno de los lugares más imprescindibles que ver. Pompeya se encuentra a unos 25km de la ciudad de Nápoles y es recomendable dedicarle un día entero. Aunque hay excursiones que combinan Pompeya y el Monte Vesubio en el mismo día.



La antigua ciudad romana de Pompeya es famosa porque quedó enterrada bajó la lava tras la erupción del Vesubio en el año 79. Quedó cubierta por las cenizas hasta que se descubrió en el año 1748. Desde entonces, se han hecho numerosos trabajos arqueológicos y ahora se pueden ver gran parte de las ruinas de la ciudad e incluso los cuerpos petrificados desde hace tantos siglos, algo que impacta mucho.


Si no tienes intención de alquilar un coche, la mejor opción es reservar una excursión dónde incluye transporte, guía en español y entrada a Pompeya. Te dejo los links de las varias opciones:





23. Probar la auténtica pizza napolitana


Está prohibido visitar Nápoles y no comer pizza, y sino está prohibido debería de estarlo. Es una de las especialidades de la capital de Campania, tanto por sus variedades como por la altura de la masa, que también se puede encontrar rellena. Tienes pizzerías en cada esquina, algunas más populares son la pizzería Gino Sorbillo y la Antica Pizzeria Da Michele. Tienes opciones de las pizzas más tradicionales, a opciones veganas, sin gluten…


24. Ir de excursión a Sorrento


Sorrento es uno de los pueblos más bonitos de la Costa Amalfitana y se podría decir que es la puerta a la ruta por esta espectacular costa. Si tienes la opción de hacer un recorrido te recomiendo que empieces por aquí.



Si tienes pocos días y solo puedes dedicar un día a visitar Sorrento puedes hacerlo por libre alquilando un coche o reservando un tour que incluya la visita a este pueblo:




25. Subir al Monte Vesubio


Subir al Monte Vesubio es una de las mejores cosas que hacer en Nápoles. Puedes aprovechar el mismo día que visites Pompeya para subir al monte.

El monte Vesubio tiene una altitud de 1282 metros y desde allí tienes unas vistas espectaculares. También tienes unas vistas del enorme cráter.



Tienes la opción de hacerlo por libre si dispones de coche de alquiler o puedes reservar algún tour:




26. Talleres gastronómicos en Nápoles


Si te gusta la gastronomía y cocinar en Nápoles tienes la opción de realizar alguno de sus talleres culinarios. Es una de las actividades que más me gusta hacer cuando viajo fuera de mi país, pero en Nápoles me fue imposible por falta de tiempo. Así que si te animas a realizar la actividad, cuéntame la experiencia. Tienes dos opciones:



27. Incluye una excursión a la isla de Capri en tu viaje a Nápoles


Si viajas a Nápoles a finales de primavera o verano, puedes hacer una excursión a Capri. Aunque Capri es una isla para disfrutar algunos días, sino dispones de mucho tiempo puedes hacer una excursión de un día desde Nápoles y vivir la esencia. Te aseguro que cuando hagas la excursión estarás planeando volver en tus próximas vacaciones para disfrutar de cada rincón de la isla.



Las excursiones que tienes disponibles desde Nápoles para visitar la isla de Capri son:





28. Excursión a Herculano


Esta excursión te llevará a conocer las ruinas de Herculano, una antigua ciudad romana, patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta ciudad también fue destruida por la erupción del Vesubio en el año 79.

A lo largo del recorrido se visitan los edificios de la antigua ciudad, entre ellas la Casa del Atrio Corintio, una de las más antigua de Herculano y que destaca por conservar los frescos de las paredes y el suelo de mármol.



29. Paseo en barco por el golfo de Nápoles


Esta excursión de medio día es una de las actividades perfectas para aquellos que les guste el mar. Con este paseo en barco disfrutarás de unas vistas preciosas de los acantilados, las calas, los pueblos… desde el mar. Una perspectiva distinta para conocer el golfo de Nápoles.


A lo largo del paseo también se pueden contemplar lugares emblemáticos como el Castillo del Huevo, el Palazzo Donn’Anna, la villa Rosebery, el islote de la Gaiola… Además, te contarán historias de sirenas, leyendas y anécdotas.



30. Actividades dinámicas que hacer en Nápoles


Si te gusta llenar tu viaje y tiempo en los destinos con actividades dinámicas en la ciudad de Nápoles tienes muchas opciones. Desde alquiler de bicicleta, arte urbano, conciertos, hasta un taller de artesanías.