Qué ver y hacer en la isla Flores, Indonesia

La isla de Flores, es una de las paradas que te recomiendo si vas hacer un itinerario por Indonesia. Gracias a su increíble belleza interior, su interesante cultura y sobre todo por su cercanía al Parque Nacional de Komodo, es uno de los destinos más importantes para los turistas más alternativos que deciden conocer Indonesia.

Todavía no está muy desarrollada a nivel turístico y eso le suma más encanto aún.

Flores nos permite descubrir una Indonesia multi étnica, en la isla conviven culturas cristianas, musulmanas y animistas.


En este post tienes una guía completa de que ver y hacer en Isla Flores, cómo llegar, cómo visitar el parque nacional de Komodo, dónde alojarse...



¿CÓMO LLEGAR A ISLA FLORES?


Opciones de vuelos:


Aunque hay opciones de llegar en algunos ferrys desde Bali, son trayectos muy largos. Personalmente te recomiendo coger un vuelo. En la isla se encuentra el aeropuerto internacional de Komodo. Y recibe a diario vuelos de todas partes de Indonesia. Se encuentra cerca de la población de Labuan Bajo, dónde puedes buscar alojamiento.



Opciones de ferry:

Podrás ir en ferry hasta Flores desde la isla cercana Sumbawa, desde Lombok o desde la misma Bali. Para ello deberás hacer combinaciones de ferry publico que te cruza entra las islas y coger autobuses para cruzar las islas por tierra. Si tu idea es ir desde Bali deberás tomar el ferry publico hasta Lembar, de alli ir en bus hasta Mataram para tomar el ferry publico hasta Bima (Simbawa), cruzar en bus hasta Sape para tomar el ultimo ferry hasta Labuan Bajo. El trayecto desde Bali cuesta unos 500.000 IDR (40 h aproximadas de viaje) y desde Mataram cuesta unos 375.000 IDR (35 h).

Es una autentica locura y perdida de tiempo.



¿CÓMO MOVERSE POR ISLA FLORES?


Si las carreteras en otras islas de Indonesia ya son bastante malas… aquí más de lo mismo. Las carreteras no están en buen estado con lo que los trayectos son un poco incomodos y se hacen más largos de lo normal. Podéis moveros con el autobús local o con taxis y chofer privado. Para los más aventureros podéis alquilar una moto.