Que ver y hacer en el Lago Titicaca Peruano: Islas Uros, Taquile y Amantaní


Visitar el lago Titicaca es, para muchos viajeros, uno de los imprescindibles en cualquier viaje a Perú. En este post te cuento que ver y hacer en el Lago Titicana Peruano, que son las islas Uros y como puedes visitarlas, que ver en Taquile, si vale la pena visitar Amantaní, opciones de alojamiento peculiares y algunos consejos de viaje que te serán de ayuda para visitar esta zona.


Para llegar al Lago Titicana peruano deberás de llegar a la ciudad de Puno. Aunque no es la única opción, si es la más sencilla.


En este post encontrarás toda la información de como llegar a Puno desde Cusco:



El lago Titicaca se extiende por la frontera entre Perú y Bolivia en la cordillera de los Andes y es uno de los lagos más grandes de Sudamérica. Siendo también el lago navegable más alto del mundo. Se encuentra a 3800 metros de altitud y en el lado peruano están las Islas Uros, Taquile y Amantaní, tres lugares diferentes que podrás ver en el Lago Titicaca

A lo largo del post te cuento como visitar esta zona por libre y como hacerlo con tours.



QUE VER Y HACER EN EL LAGO TITICACA


Las islas del Titicaca no pertenecieron a sus pobladores hasta mediados del siglo XX. Luego, el turismo empezó en los años 70, aunque la zona se hizo famosa y empezó a recibir turistas en masas a partir de los años 90.


En la actualidad, los habitantes de las islas del Titicaca peruano han conseguido un tipo de turismo más sostenible e intentan preservar sus tradiciones y cultura de generación en generación.


Las agencias van turnando los turistas para que a lo largo del mes todas las familias de las islas hayan recibido una visita por parte del turismo. Suele ser una vez a la semana en temporada alta por familia y una al mes en la baja por familia. En estas visitas la familia te enseña su casa, te preparan comida tradicional, te enseñan sus bailes y te hacen participar y al final de la visita podéis comprar alguna de sus artesanías. Para ellos es tremendamente importante, sobre todo en las Uros, donde no hay agricultura ni otras actividades económicas como tienen en las islas Taquile y Amantaní.


En las islas del lago Titicaca peruano las familias se organizan en comunidades. El trabajo es colectivo y se sigue a rajatabla el código moral inca: no robar, no mentir y trabajar duro.


Visitar el lago Titicaca es como hacer un viaje en el tiempo. La electricidad es escasa y se consigue con generadores y paneles solares, no hay coches y la gente bebe agua del lago. Tienen escuela y centro de salud en todas las islas, aunque para cuestiones graves de salud o para seguir sus estudios secundarios les toca desplazarse hasta la ciudad de Puno.


Los habitantes del Titicaca solo comen carne en ocasiones especiales. Son católicos, aunque se nota la influencia de creencias anteriores a la conquista y luchan por mantener sus tradiciones y forma de vida. Aunque según nos comentaron cada vez hay más jóvenes que desean abandonar esta forma de vida e ir a “tierra firme” y a ciudades más grandes como Puno, Arequipa o Lima.




Qué ver en las islas Uros


Las Uros son unas 80 islas artificiales, flotando en el Lago Titicaca. Se cree que sus habitantes son los más antiguos de la zona, y que eran nómadas que llegaron desde Bolivia. Las Islas se construyeron hace más de 500 años, para protegerse de quien estaba en tierra firme: primero los incas y luego los españoles.

En la actualidad viven cada vez menos personas en las islas, hay unas 2000 personas, en su mayoría mujeres y niños. Hablan aymara y aprenden español en la escuela, situada en una de las islas. En cada una hay entre 5 y 10 familias y un “presidente”, que suele ser el único hombre, pues el resto van a trabajar a Puno o, incluso, a los suburbios de Lima. No todas las islas están habitadas.


Las islas son construidas por sus propios habitantes con totora, una especie de junco. Se tarda más o menos un año en hacer cada una, capa a capa, y suelen durar unos 30-40 años. También utilizan la totora para sus barcos…



Una vez llegas a la Isla te hacen una demostración de como se construyen las islas, te explican sobre su historia y tradiciones. Una vez acabada la explicación puedes visitar sus casas, ver como duermen y viven el día a día, e incluso si la isla tiene barco podrás hacer una pequeña vuelta en él, pagando un suplemento de unos 12 soles. En este momento también sacar su artillería y te muestran todas las artesanías que tejen “ellos mismos”.


Mi experiencia: Aunque la explicación de como construyen las islas nos pareció muy interesante, una vez finalizado esto te sientes un poco intimidado y con la obligación de comprar algo (que está mucho más caro que en Puno por ejemplo). Además, el tiempo libre en la isla (que son pequeñísimas) es largo, con lo que al final te agobias un poco de que te insistan tanto en comprarles. Si quieres hacer una foto de sus casas, te insinúan que les tienes que pagar etc…

Por suerte las siguientes paradas del Tour, en las otras islas como Taquile no nos encontramos en esta situación y son una experiencia muchísimo más agradable.


Hoteles en algún Lodge de las Islas Uros: Amalia Titicaca Lodge Uros Titicaca Lodge



Que ver en la Isla Amantaní


La isla Amantaní es prácticamente circular y su área es de algo menos de 10 kilómetros cuadrados. En la isla viven unas 3600 personas, divididas en comunidades, que hablan quechua entre ellos Aprenden hablar español en la escuela y te puedes encontrar a gente mayor que apenas te sepa decir algunas frases en español. Su punto más alto está a 4060 metros sobre el nivel del mar. Con lo que cuidado con el mal de altura.


Se tarda unas 3 horas en llegar a Amantaní desde las Uros. Al ser la isla más remota, no todos los tours pasan por allí al visitar el lago Titicaca… por eso al no llegar tanto turismo tiene un aire más autentico. Es aconsejable reservar tu visita a la isla con alojamiento.


Los habitantes de la isla son prácticamente vegetarianos y cultivan en su mayoría patatas y quinoa. En la isla hay muchas terrazas de cultivo, parecidas a las que puedes ver en otras zonas de Peru, como el Valle Sagrado. En la isla hay muchas llamas, las consideran mascotas e incluso tienen nombres. Trabajan el tejido y en la actualidad su fuente de ingresos del exterior es el turismo.


En la isla nada más llegues conocerás la familia con la que te vayas alojar, te enseñan su forma de vida, como tejen, como consiguen hacer la harina de quinoa, entre muchos otras cosas de su vida cotidiana.


En nuestra ruta por libre por la isla encontramos la escuela, haciendo un poco la curiosa (vamos que estaba cotilleando) los niños me vieron y la profesora nos invito a entrar. Nos enseñaron en que estaban trabajando, sus instalaciones y como es el día a día con los niños. ¡Los niños estaban encantados de tener visita! Al final fuera de temporada alta, llevaban sin ver turistas varias semanas y estaban curiosos por preguntarnos cosas, querían ver las fotos que habíamos hecho… ¡Me encantó la experiencia!


Arriba del todo de la isla (subiendo unos 40 minutos) hay unas ruinas incas. Se dice que si das tres vueltas en el sentido contrario a las agujas del reloj se cumple tu deseo… así que teníamos que probarlo.

Desde la Pachamama pudimos ver un atardecer espectacular. La bajada fue completamente a oscuras, pues no hay farolas jeje, pero fue una experiencia única.

Nosotros nos alojábamos en la isla, en una casa particular: puedes ver las opciones desde este enlace:

La familia te acoge con los brazos abiertos y te incluyen en su vida cotidiana, no te tratan como un huésped en un hotel, te tratan como uno más de la familia.


Puedes ver desde aquí alojamientos en la Isla Amantaní Nuestra opción de alojamiento: Chaska Wasi Amantani




Qué ver en la isla Taquile


La isla Taquile es estrechita y alargada, y ocupa unos 6 kilómetros cuadrados. Está a casi 4000 metros sobre el nivel del mar. En la actualidad vivien unos 2.200 habitantes, son de etnia y hablan el quechua.


Cuando vayas a visitar el lago Titicaca, te darás cuenta de que Taquile es mucho más turística que Amantaní, pero menos que las Uros. Hay varios restaurantes, aunque todos tienen el mismo menú y los mismos precios, para que no haya diferencias sociales.

Cuando visitas la isla en Tour, visitarás la casa de una familia, dónde te enseñarán sus costumbres, bailes, te darán de comer y podrás visitar sy casa.


El arte textil de la isla Taquile está reconocido por la Unesco, y se dice que es el mejor de Perú. Quienes tejen son los hombres, que deben empezar a aprender desde niños, y esta habilidad les ayuda a la hora de pedir matrimonio a la chica que les guste. Ya verás que todos los hombres llevan sus gorritos y sus bolsitas para la hoja de coca. En la plaza del pueblo hay un mercado donde puedes comprar, a precio fijo. Allí tienes la garantía de que todo es hecho a mano y que estás colaborando con la comunidad, pues tienen un sistema que garantiza que nadie va a ganar más que el resto. En el mismo mercado hay una azotea con unas vistas espectaculares de la isla y el lago.



Taquile es en subida y muy empinada. Nada más llegar a puerto empiezas a subir, en nuestro caso a medio camino fue cuando nos pararon para comer y visitamos la casa dónde nos recibían. Fue un descanso perfecto porque de la subida nos faltaba el aire ¡Y todavía nos quedaba lo peor!

Después de comer y descansar un poco volvimos a ponernos en marcha para llegar hasta la plaza del pueblo. Aunque si es que verdad que nos faltaba la respiración no notamos el mal de altura. ¡Si tienes problemas durante la subida, avisa a tu guía! Tienen puestos de oxígenos que te ayudaran a recuperarte y a que no te pase nada malo.




Lo bueno de visitar taquile con guía es que llegamos por un puerto, hicimos una ruta por toda la isla hasta llegar a otro. Pudimos ver la zona menos turista de la isla, dónde el camino empedrado te lleva por senderos, puertas de pierda y cultivos.


Desde aquí puedes ver alojamientos en la isla Taquile


Las mejores excursiones a las islas del lago Titicaca desde Puno


¿DÓNDE ALOJARSE EN PUNO?


Te recomiendo que te alojes en el centro de Puno. Hay ambiente por la noche, variedad de restaurantes y cositas por hacer. En los últimos años se ha puesto muy de moda alojarse en pequeños Lodge en el Lago Titicaca en las Islas Uros. Yo no probé esta experiencia, pero te dejo un par de enlaces.


Hoteles en el centro de Puno


Presupuesto medio:




TE AYUDO AHORRAR EN TU VIAJE A PERÚ



¡Espero que disfrutes mucho del Lago Titicaca! Puedes seguir leyendo más artículos de Perú en el blog para complementar tu viaje.

Si te ha gustado este post suscríbete al blog para no perderte los próximos destinos.

¡Un abrazo y hasta la próxima!

¡Hola! Soy Mia

Y como a ti me apasiona viajar. Espero que en el blog encuentres información de calidad que te inspire y te sea útil. Puedes ponerte en contacto conmigo si tienes dudas!

Puedes saber más de mi aquí

  • Gris Facebook Icono
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest
  • Instagram
¡Suscríbete al blog para no perderte las novedades! 
Recibirás Guías de viaje completas, Ofertas y descuentos