Porque debes conocer Munduk

Munduk es un pequeño pueblo que se encuentra situado en la zona montañosa de Bali.

Aunque en este pueblo y sus alrededores no encontrareis muchas cosas por visitar, el entorno y la naturaleza que lo rodea hacen que valga la pena acercarse hasta aquí para conocerlo. Nada más llegar te darás cuenta de la tranquilidad que reina en esta zona, muy distinta a las zonas más populares.

Munduk es la base de rutas de senderismo preciosas por senderos llenos de vegetación y para ver algunas de las cascadas más impresionantes de Bali.



QUÉ VER EN MUNDUK


Puedes llegar a Munduk en moto, taxi o coche de alquiler. Y una vez aquí primero te recomiendo que te acerques el pueblo para visitarlo a pie. Desde aquí existen una serie de rutas de senderismo (no hay que ser un excursionista experimentado). Algunos senderos tienen desnivel y hay momentos en los que deberás subir, "trepar un poco" entre rocas que se interponen en el camino, pero en general son senderos sencillos y no te supondrán un problema.

Mientras caminas, encontrarás la primera cascada de 15 metros de altura y hay varios miradores impresionantes sobre el valle verde. Por supuesto, también puedes hacer viajes más largos para ver plantaciones de café, pueblos auténticos, arrozales y varias cascadas más.

Todos los senderos son espectaculares, así que escojas el que escojas disfrutarás del entorno y la naturaleza que lo rodea.


Las dos cascadas que para mi son las más impresionantes son:


Cascada Gemela


Deberás tener en cuenta que el camino para llegar hasta esta cascada es estrecho y está en muy malas condiciones. Primero puedes hacer un trayecto en coche, pero suele estar lleno de barro, con lo que si no tienes un coche adecuado, mejor no accedas con coche para no quedar atrapado. Si decides hacer el camino caminando desde el principio, deberás primero hacer el trayecto de unos 2 km caminando por el camino principal y luego empezar el sendero hasta llegar a la cascada. De hecho, nos quedamos atrapados en el barro cuando volvíamos (después de haber visto la cascada) y por suerte encontramos un servicio de grúa en el pueblo cercano que nos ayudaron a sacarlo del barro. Dicen que en emporada seca, cuando no llueve cada día, el camino es más accesible y fácil. 



Cascada de Munduk


Visitar esta cascada es una de las actividades que puede hacer con un tour o por libre si tienes tu propio conductor que te lleve. Si vas por libre con chofer o con coche de alquiler debes pagar una pequeña tarifa de 5.000 IDR para aparcar al lado de una caseta. Desde allí, caminarás unos 15 minutos por un sendero de tierra, se trata de un camino fácil. Cuando bajes a la cascada tendrás que pagar una tarifa de entrada de 20,000 IDR por persona. Puedes contratar el servicio de bajada y subida en motocicleta y locales te bajan y suben. A veces es un poco locura porque hay bastantes motos, lo que hace que se pierda un poco el encanto del lugar. Luego caminarás hasta la base de una hermosa cascada de 50 metros de altura en medio de la exuberante selva. El agua cae en caída vertical y es demasiado poderosa para estar debajo y no es un lugar idóneo para nadar ya que no se crea una piscina debajo de la caída. Con lo que realmente llegar hasta aquí es para maravillarte del lugar y disfrutar del entorno que te rodea. Existen otras cascadas en Bali más impresionantes, con lo que si no vas a visitar está zona, no te acerques hasta aquí solo para ver la cascada. En otro post, te cuento sobre las mejores cascadas de Bali.



Campos de arroz Jatiluwih


Cerca de Munduk se encuentran los campos de arroz Jatiluwih, uno de los más bonitos de Bali y no tan visitados como la zona de Ubud, no están muy lejos del pueblo.


Pura Danu Bratan


También puedes visitar el famoso templo Pura Ulun Danu Bratan, para mi uno de los templos más imprescindibles por visitar en Bali y que no te puedes perder. Te lo incluyo en el listado de imprescindibles y puedes leer sobre el artículo:



Esencia colonial


Los holandeses también llegaron a Munduk durante la época colonial, por eso existen algunas casas holandesas de estilo colonial en el pueblo. Algunos de estos edificios hoy en día son alojamientos y son una buena opción para pasar la noche. En el pueblo también hay algunos pequeños restaurantes de comida local para comer o cenar.


Las famosas puertas celestiales


Una de las razones por los que los turistas llegan hasta aquí en los últimos años es para fotografiarse en la famosas puertas celestiales del Golf Resort. Y es que seguro que has visto esta foto en Instagram o Pinterest.

Este complejo de golf encontró un negocio, y cuesta 20.000 IDR. (Más o menos 1,30 euros) Son los mismos guardias de seguridad que te cobran este coste para hacerte una foto. Si te acercas a esta zona nada más salir el sol, sobre as 6.30 hasta las 7.30h no hay seguridad, así que la puedes conseguir gratis (aunque por 1 euro y poco tampoco se si vale la pena el madrugón).



Si quieres alojarte en esta zona o en concreto en el pueblo hay varias opciones, personalmente nunca me he alojado aquí, pero puedes buscar alojamientos y ofertas desde aquí.



Espero que disfrutes mucho de esta zona, puedes seguir leyendo artículos de Bali en la página principal.

Si te ha gustado este post puedes suscribirte al blog para no perderte en los próximos destinos. ¡Un abrazo y hasta la próxima!

¡Hola! Soy Mia

Y como a ti me apasiona viajar. Espero que en el blog encuentres información de calidad que te inspire y te sea útil. Puedes ponerte en contacto conmigo si tienes dudas!

Puedes saber más de mi aquí

  • Gris Facebook Icono
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest
  • Instagram
¡Suscríbete al blog para no perderte las novedades! 
Recibirás Guías de viaje completas, Ofertas y descuentos