10 Lugares imprescindibles que ver en el pueblo medieval de Besalú, Girona

Besalú es uno de los pueblos medievales más bonitos de Cataluña. Se encuentra en la comarca de la Garrotxa (Girona) y muy cerquita de Girona ciudad, a unos 30km. Por lo que, si te estás planteando visitar Besalú, puedes hacer una ruta de varias paradas.


Destaca por su gran puente medieval y un centro histórico empedrado. En este post te explico los 10 lugares imprescindibles que ver en Besalú.



10 LUGARES IMPRESCINDIBLES QUE VER EN BESALÚ, GIRONA


1. El Puente medieval de Besalú


Una de las mejores cosas que hacer es entrar al centro histórico de Besalú por su puente medieval.

El puente fue construido en el siglo xII para poder cruzar el río Fluvia. A lo largo de los años ha sufrido numerosas reconstrucciones, manteniendo siempre su estilo medieval.

Es una auténtica belleza arquitectónica de 150 metros de largo. Desde la entrada la vista es espectacular; el puente son sus arcos desiguales y la torre fortificada de planta hexagonal. En el pueblo hay más rincones desde dónde podrás ver el puente y el acceso a la villa desde otros puntos de vista.



2. El antiguo Barrio Judío


Una vez hayas cruzado el Puente medieval de Besalú llegarás a un entramado de callejuelas llenas de encanto. Esta zona la antigua judería. Y vale la pena de recorrer cada esquina y cada rincón.


La comunidad judía se estableció en Besalú en el siglo IX y convivió pacíficamente durante siglos con la cristiana, hasta que en el siglo XV fueron expulsados por orden de los Reyes Católicos.



No hay mejor ruta para empezar a conocer la Judería. Nosotros empezamos por el sentido contrario a lo que los demás visitantes y así evitar aglomeraciones. Encontrarás en la plaza mayor un mapa con el listado de los lugares que puedes ver en el barrio. Alguno de los más imprescindibles es; la zona dónde se encuentra ubicada la antigua Sinagoga y la Mikvé, el Pont vell. Aunque el encanto principal reside en caminar por sus callejones.



3. La Mikvé


La Mikvé era un baño utilizado para purificar tanto a hombres como mujeres en los rituales del judaísmo. Fue descubierto en el año 1964 debajo de los restos de la antigua sinagoga. Estos baños datan del siglo XII y son los únicos de la época medieval que quedan en toda España.


No podrás acceder por libre. Únicamente si has reservado la visita con un guía de la oficina de turismo. En esta visita ajarás 36 escalones que te llevan a una pequeña sala donde se encuentra la piscina donde se realizaba el ritual de purificación.


4. La iglesia de Sant Vicenç


La iglesia fue construida en el siglo XII en un estilo románico catalán. Tiene una planta basilical con tres naves y tres ábsides semicirculares, en la que se encuentra la tumba gótica de Pere de Rovira y una reliquia de la Vera Cruz.