Qué ver en Bath en 1 día

Bath es una preciosa ciudad de Inglaterra que desde 1987 es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Ubicada en el suroeste de la campiña inglesa, junto a la ciudad de Bristol, existe desde hace casi 3.000 años.


Sus museos, las termas romanas, su bella arquitectura gregoriana, su tradición, su historia y muchas cosa más… Incluso los personajes ilustres que se vinculan a ella como la escritora Jane Austen, todo ello la hacen una excelente opción para incluir esta preciosa ciudad a tu recorrido por Inglaterra.


Esta ciudad es pequeñita y en un día a pie se puede visitar. Aunque os recomiendo que paséis una noche mínimo en ella. Es una de las ciudades más bonitas de Inglaterra.

En este post te cuento que ver y hacer en Bath, te hablo sobre el free tour que podrás hacer en la ciudad y te doy algunas recomendaciones de alojamientos.



Lo primero que te recomiendo es que reserves un free tour por la ciudad de Bath. Existe un free tour con guía en español, nos gustó muchísimo aparte que nos explicó muchísimas cosas de la ciudad, como leyendas y anécdotas. También puedes hacer una visita guiada por menos de 10 euros, visitando el centro de la ciudad y los lugares más emblemáticos. 




QUÉ VER EN BATH


Las termas romanas de Bath


Las termas romanas de Bath son el principal atractivo turístico de la ciudad. En ella se conserva uno de los mejores templos de baños termales romanos que ver del norte de Europa por el que todavía fluye de forma natural agua caliente, formando las únicas fuentes termales naturales de Inglaterra.

En las termas está ubicado un templo romano, la casa de baños y un museo. Se pueden hacer visitas guiadas a las termas y te lo recomiendo totalmente.

Las condiciones del agua que de estas termas romanas no son óptimas para el baño, pero si te apetece una tarde de aguas termales y spa puedes ir al Thermae Bath Spa, spa situado al lado del templo, donde las aguas están tratadas adecuadamente y permiten el baño.


El puente de Pulteney


El puente de Pulteney se encuentra situado sobre el río Avon, es uno de los más románticos y bonitos del Reino Unido que está inspirado en el puente Vecchio de Florencia. Mientras se pasea por el puente puedes echar un vistazo a las tiendas y puestos que hay en su interior.