7 planes geniales para conocer Brunéi, el país más virgen del sureste asiático

Brunéi no suele aparecer en las listas de los lugares a loa que hay que viajar antes de morir, aún así ha ido cogiendo más popularidad por aquellos viajeros amantes del sureste asiático, y que ya han recorrido algunos de sus países vecinos.


Brunei es un país al norte de la gran isla de Borneo, y de un tamaño muy pequeño. Es uno de los más ricos del mundo gracias al petróleo.


Sus ciudades y pueblos permanecen rodeados de selva tropical casi virgen, una de las razones por las que merece la pena conocer este pequeño paraíso.

Es un país que se rige por unas estrictas leyes religiosas y morales, es un país musulmán y se palma la cultura y la religión musulmana nada más llegar.

Gracias a uno de los yacimientos más grandes e importantes de petróleo de toda la zona, Brunéi no ha necesitado transformar sus selvas en plantaciones de palma. Algo que la convierte en un lugar más auténtica y virgen.


En la capital, Bandar Seri Begawan, los principales atractivos son la comida y las compras, donde las mezquitas más modernas contrastan con un antiguo pueblo acuático


En este post te cuento las razones por las que vale la pena conocer Brunéi, que ver y hacer en este pequeño país, dónde alojarse… Aquí tienes una guía completa para recorrer el país.


Si estás pensando viajar a Brunéi, puedes hacer un combinado con el resto de la isla de Borneo o con algunos destinos de Malasia o Indonesia.



QUÉ VER EN BRUNÉI


7 planes geniales para conocer Brunéi

1. Visitar el Parque Nacional de Ulu Temburong

La primera parada imprescindible es trepar hasta el dosel de árboles del parque nacional de Ulu Temburong, el bosque más virgen de la tierra y nadar en las aguas frescas de un río en plena jungla.

En Brunéi gran parte del país es junglas vírgenes, y ese es el encanto principal de Brunéi. Este Parque Nacional, tiene un área de 500 kilómetros cuadrados de bosque virgen que cubre el sur de Temburong. Está tan intacto que apenas un kilómetro cuadrado es accesible a los visitantes y siempre dentro de circuitos guiados. Para protegerlo, el resto está prohibido para todo el mundo excepto para los científicos, que acuden en masa desde todo el mundo para conocer este lugar. Entre las actividades permitidas, destaca una pasarela para contemplarlo en perspectiva, breves recorridos por la jungla, por senderos marcados y la posibilidad de bañarte en las aguas frescas del Sungai Temburong.

Los bosques de Ulu Temburong están llenos vida. Hay hasta 400 tipos de mariposas, muchas variedades de insectos, reptiles y mamíferos viven en este increíble lugar. El mejor momento para ver aves y otros animales, tanto en el bosque como en las orillas de los ríos, es al amanecer y al atardecer.

Para acceder al Parque la única forma de hacerlo es en barca. La principal atracción del parque para los viajeros es una pasarela de aluminio, entre las copas de los arboles, y a una altura de 60 metros sobre el suelo. Después podrás recorrer los senderos e impregnarte de paz en este increíble lugar.


Para visitar el Parque deberás de reservar con alguna agencia la excursión o visitarlo solicitando la reserva con la página web oficial.




2. Navegar hasta el pueblo acuático de Kampung Ayer

Una vez te encuentres en la capital de Brunéi, puedes coger una barca en puerto y navegar hasta el pueblo acuático de Kampung Ayer. Hay muchas empresas que ofrecen este servicio y no te será difícil encontrarlas. Son nombrados taxis acuáticos. Siempre puedes preguntar en tu hotel.


Es el pueblo acuático más grande del mundo, y es un reflejo de como vivian años atrás en Brunei.

Kampung Ayer son 42 aldeas contiguas levantadas sobre pilotes a lo largo del río Brunéi. Hace un siglo, la mitad de la población del país vivía en esta zona y aún hoy muchos bruneanos prefieren el estilo de vida acuático al de tierra firme. La población tiene escuelas, mezquitas, comisarías de policía, medico de cabecera y bomberos. Existen varios taxis acuáticos que usan para llegar a tierra firme, si lo necesitan.

El asentamiento tiene más de 1.000 años de historia. Es una zona muy humilde de Brunei que sobrevive gracias a la pesca y al turismo. Aquí varias de sus casas ofrecen la posibilidad de que entres a visitarlas, puedes comprar algunas artesanías o textiles… a cambio de algo de dinero. La población es muy amable y te reciben con los brazos abiertos.

Un buen punto para comenzar la visita a este barrio acuático es la Galería Cultural y Turística, un centro cultural que nos familiarizará con el Brunéi anterior al petróleo y que, además, tiene un mirador acristalado con vistas panorámicas.


3. Conocer la capital de Brunéi, Bandar Seri Begawan


En la capital del país los dos lugares más impresionantes, que demuestran la ostentación del sultán son:


  • La Mezquita de Omar Ali Saifuddien, una mezquita preciosa rodeada por un lago artificial y cuyo interior demuestra lujo en cada esquina. Suelos de mármol italiano, obras de arte, lámparas de araña británicas, alfombras hechas en Arabia Saudí y detalles en oro por todas partes. Su minarete es la estructura más alta del centro de la ciudad y está prohibido que ningún otro edificio se eleve por encima.

  • Museo de los Presentes reales, un museo dónde hay una exposición muy extensa de todos los regalos (carísimos) que recibe el Sultán de Brunei. Haji Hassanal Bolkiah Mu'izzaddin Waddaulah, sultán de Brunei, está en la lista de los hombres más ricos del mundo.


En la capital no te olvides de visitar también la mezquita Jame' Asr Hassanil Bolkiah, el mercado nocturno Gadong, el templo budista Teng Yun

Brunéi no es muy grande, así que alojarse en la capital es la mejor opción. Y dese aquí podrás coger cada día tu transporte para visitar los distintos parques Nacionales y lugares a las afueras de la ciudad. Más adelante te cuento sobre algunas opciones de alojamiento en la capital, pero si quieres puedes buscar ofertas de alojamiento desde este enlace.



4. La vida bajo el agua


Uno de los puntos fuertes de Brunéi, son sus preciosos arrecifes y su fauna marina.

Debido a que Brunéi hasta hace pocos años era olvidado y apenas visitado, no había muchas empresas que se dedicaran a descubrir el fondo marino, ni tampoco empresas de submarinismo que ofrecieran la posibilidad a los viajeros de disfrutar de esta maravilla.

En la actualidad, ya existen varias empresas con las que poder realizar excursiones de este tipo. Así que si eres un enamorado del buceo en Brunéi podrás disfrutar de una auténtica maravilla. Aquí apenas hay aglomeraciones, hay pocos viajeros (a diferencia de otros países del sureste asiático) con lo que es una ventaja añadida.

Hay varios lugares interesantes para sumergirte, algunos de ellos ofrecen la posibilidad de visitar algunos barcos hundidos de la II Guerra Mundial, y muchos arrecifes intactos, incluso prácticamente inexplorados. En casi todos los lugares de inmersión hay coloridos corales duros y blancos, como gorgonias y acoparas. Se puede bucear entre sepias, pulpos, morenas, peces erizo, peces globo y alguna que otra culebra marina.

Para los que no se atreven a tanto y prefieren hacer snorkel, también hay zonas para poder disfrutar de la playa, el mar y la fauna marina a poca profundidad. La playa Muara y la playa Serasa son las mejores opciones.



5. Navegar entre Manglares


Desde la capital de Brunéi, podréis coger una excursión para visitar sus manglares y conocer los monos narigudos.

Estas excursiones se hacen en barca a motor. Puedes contratar la excursión en el puerto allí mismo, o el mismo hotel ofrece la opción de hacer de intermediario.

A medida que vayas entrando en estos canales rodeados por selva y manglares, podréis ver pequeños caimanes, todo tipo de aves, monos narigudos (los más populares) y algunos monos de otras especies más pequeños.


6. Alojamiento Eco o alojamientos VIP


En Brunéi tendréis varias opciones de alojamiento, entre ellas, la opción de dormir como sultanes o de escoger un alojamiento Eco.

Si os decidís por alojamientos lujosos, en la capital hay algunos de los hoteles en las cadenas hoteleras más conocidas, como Radisson, el Empire Hotel… entre otros.



Si te decides por una experiencia más ecológica y más auténtica, a pocos kilómetros al sur de la capital, Batang Duri es el punto de partida de las embarcaciones que se dirigen al parque nacional. A medida que se baja hacia el sur del país, las carreteras pasan a ser caminos sin asfaltar y en esta zona empiezan las aldeas, como la de los murut.

Esta zona del país es jungla y jungla. Y entre selva y entornos naturales se encuentran algunos alojamientos más ecológicos y campamentos.


El Sumbiling Eco Village, es un alojamiento respetuoso con el medio ambiente e ubicado junto al río.

Aquí podrás dormir en tiendas de campaña o cabañas de bambú. ¡No esperes grandes lujos! Dormirás en camas sencillas, con mosquitera y ventilador en el techo. ¡Lo lujoso de este lugar es sin duda la atención del personal que lo regenta y el entorno natural!

Podrás hacer muchas actividades al aire libre, realizar caminatas nocturnas, dormir en plena selva, disfrutar del río y descender por el en kayak o neumáticos hinchables, e incluso podrás visitar el Parque Nacional de Ulu Temburong.



7. Comer en la calle


Comer en la calle es algo que podrás hacer en cualquier país. Asia se caracteriza principalmente, porqué prácticamente en todos sus países los locales en casa no tienen cocinas (no como estamos acostumbrados nosotros) así que hacen todas sus comidas en la calle.

En Brunéi la comida es muy buena, y solo hay que seguir el aroma que flota en el aire para encontrar los puestos callejeros, dónde te ofrecerán platos tradicionales.

Entre sus platos más populares se encuentra el ambuyat, es una especie de puré viscoso y gelatinoso hecha con la médula de la palma de sagú, molida y mezclada con agua, que se toma con diferentes salsas. El ambuyat se suele mojar en cacah, una salsa agridulce de sambal belacan y tamarindo. También puede acompañarse con pescado, marisco o con ensaladas. 

En los mercados nocturnos y restaurantes encontrareis todo tipo de carnes y pescados a la brasa, mariscos, ensaladas, verduras al vapor, algunas sopas, fideos, y dulces.

El té con buahulu es algo popular en Brunéi, un postre sencillo hecho con huevo, harina y azúcar. El kuripit sagu es una variante del buahulu en forma de galleta, aromatizada con coco.

En Brunéi está absolutamente prohibido el alcohol, con lo que no encontrarás restaurantes que lo sirvan, ni podrás comprarlo en supermercados. Si te cogen consumiendo alcohol como mínimo te llevarás una sanción económica.



TE AYUDO AHORRAR EN TU VIAJE A MALASIA y BRUNÉI


¡Espero que disfrutes mucho de Brunéi, es un país de naturaleza y paisajes naturales impresionantes!

Puedes seguir leyendo más artículos de Brunéi en el blog para complementar tu viaje.

Si te ha gustado este post suscríbete en el blog para no perderte los próximos destinos, ofertas y ventajas.

¡Un abrazo y hasta la próxima!

¡Hola! Soy Mia

Y como a ti me apasiona viajar. Espero que en el blog encuentres información de calidad que te inspire y te sea útil. Puedes ponerte en contacto conmigo si tienes dudas!

Puedes saber más de mi aquí

  • Gris Facebook Icono
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest
  • Instagram
¡Suscríbete al blog para no perderte las novedades! 
Recibirás Guías de viaje completas, Ofertas y descuentos