Los mejores castillos de Inglaterra ¡Debes visitar estos lugares!


Si hay algo que nos llama la atención a todos cuando viajamos a cualquier destino son aquellos lugares mágicos que han ido perdurando a lo largo del tiempo.


Estos hermosos castillos de Inglaterra fueron construidos para mantener a los enemigos alejados y al mismo tiempo proteger la seguridad y la comodidad de los que estaban dentro.


Los castillos aparecieron por primera vez en Gran Bretaña durante el siglo XI durante la conquista normanda y continuaron construyéndose hasta bien entrado el siglo XVIII, aunque los castillos más tarde se construyeron más para mostrar belleza y poder que para el uso de fortificación. Hoy en día, hay cientos de castillos en Inglaterra en varias etapas de restauración o en estados de abandono y destrucción y gran parte de ellos tienen un encanto especial.


Muchos de estos castillos en la actualidad se pueden visitar y son un patrimonio histórico muy importante para el país. A continuación te detallo algunos de los castillos más impresionantes que puedes incluir a tu ruta de viaje.


LOS MEJORES CASTILLOS DE INGLATERRA


Castillo de Corfe


Las ruinas del Castillo de Corfe se encuentran sobre una colina cerca del pueblo con el mismo nombre en el condado de Dorset. Construido entre los siglos XI y XII, el castillo fue diseñado para intimidar a los posibles atacantes con un torreón de piedra caliza que se encontraba a 20 metros de altura. El castillo fue defendido durante tres años en la Guerra Civil Inglesa por Lady Bankes. Durante el ataque final, Lady Bankes lanzó brasas hacia abajo a los soldados parlamentarios desde sus cámaras personales.

Como muchos de los castillos de Inglaterra, la fortaleza interior del castillo de Corfe fue desmantelada o desmontada. Actualmente son unas ruinas dónde se puede ver todavía partes importantes del castillo.

Aún estando en ruinas, todo el entorno y el recinto está muy bien cuidado y si vas a estar por esta zona o vas hacer una ruta de castillos, te lo recomiendo muchísimo. Personalmente su estado medio ruinoso es lo que le da este encanto tan especial.

Desde su página web oficial podrás ver horarios y precios actualizados.




Castillo Bamburgh


Situado en la orilla del condado de Northumberland al noreste de Inglaterra, el castillo Bamburgh se encuentra sobre piedras volcánicas. Con orígenes que se remontan al siglo III y IV. El núcleo del actual el castillo fue construido por los normandos en el siglo XI, y se cree que Enrique II ordenó la construcción de la torre del homenaje del castillo.

En 1894, el industrial victoriano William Armstrong compró el castillo y lo restauró convirtiéndolo en uno de los más hermosos castillos de Inglaterra. Se mantiene como la casa de la familia Armstrong actualmente pero 16 habitaciones están abiertas al público. Algunas de ellas se han convertido en salas de exposición.

La ubicación de este castillo en una pequeña colina, al lado de la playa y el mar, hacen del lugar un escenario de película.

En el castillo también realizan bodas y todo tipo de eventos. En su página web oficial se pueden ver los horarios de visita y tarifas actualizadas.




Castillo Alnwick


El castillo de Alnwick es el hogar del Duque de Northumberland, es el segundo castillo habitado más grande en Inglaterra, después del Castillo de Windsor, la casa de fin de semana favorita de la reina. Fue construido en el siglo XI y  ha sido el hogar de la familia Percy por los últimos 700 años. Aunque actualmente los Duques solo viven en una sección del castillo, el resto está abierto al público durante siete meses al año.

El Castillo de Alnwick se ha renovado y reformado muchas veces durante los últimos siete siglos. Las habitaciones del castillo están llenas de obras de arte de artistas de la talla de Tiziano, Reynolds y Gainsborough. El exterior del castillo ha aparecido en varias películas y ha servido como tomas exteriores de la escuela Hogwarts en las películas de Harry Potter.

En su página web oficial podrás encontrar los horarios y visita y sus tarifas.



Castillo Leeds


El castillo de Leeds se encuentra situado en Kent. El castillo fue construido durante el reinado de Enrique I y sirvió como residencia de la realeza durante gran parte de sus más de 900 años de larga historia. Seis reinas llamaron a Leeds su casa, ganando el castillo el apodo de “El Castillo de las señoras.” La última propietaria del castillo fue una mujer. Olive Wilson Filmer, Lady Baillie, heredó la propiedad en el año 1900 y estableció la fundación que ha dirigido el castillo como un destino turístico desde su muerte en 1974.

El foso que rodea el castillo es en realidad un lago alimentado por el río Len, y las actividades en el agua son una actividad favorita para todos los visitantes. Los jardines del castillo cuentan con un elaborado laberinto diseñado para niños siendo uno de los más importantes del país. 

Este catillo aparte de visitas ofrece muchísimas actividades, puedes ver toda la información en su página web oficial, precios y horarios.




Castillo Arundel


El castillo de Arundel se encuentra en West Sussex, en el sur de Inglaterra y es la casa del Duque de Norfolk. Es uno de los mejores castillos habitados continuamente en Inglaterra. Su interior bien conservado lleno de pinturas raras, tapices y muebles, así como muebles de hace siglos hacen de este castillo un lugar muy elegante y peculiar por visitar. La característica más antigua del castillo es su motte, el montículo o movimiento de tierra que levanta el castillo de 30 metros de altura desde el foso ahora seco.

El Castillo de Arundel se ha mantenido como la residencia de los duques de Norfolk y sus antepasados desde hace más de 850 años y es uno de los más visitados castillos de Inglaterra. Fue casi destruido durante la Guerra Civil Inglesa del siglo 17 y la estructura sufrió muchas renovaciones a lo largo de los siglos, hasta que en el siglo XIX, el 15º Duque de Norfolk completó un proyecto de restauración larguísimo que dejo el castillo como lo conocemos ahora. Hoy en día, la capilla del siglo XIV de la finca, sus preciosos jardines y muchas de las habitaciones impresionantes del castillo están abiertas al público.

Puedes ver toda la información sobre horarios y precios en su página web oficial.




Torre de Londres


La construcción de la Torre de Londres comenzó en el año 1066 en la orilla norte del río Támesis. Aunque fue construido como un castillo y residencia real, se utilizó sobre todo como una prisión desde 1100 al 1952. Muchos personajes famosos de la historia Inglesa fueron encarcelados dentro de sus paredes, incluyendo miembros de la realeza como Ricardo II, Enrique VI, Edward V y Elizabeth I. Dos de las seis esposas de Enrique VIII fueron decapitadas en la Torre verde.

Aunque el nombre oficial del castillo es el Palacio Real y Fortaleza de Su Majestad la familia real no ha utilizado la Torre como residencia desde el período Tudor.

Al encontrarse en pleno Londres es uno de las castillos más visitados y un imprescindible por conocer si visitas la ciudad Londinense.



Castillo Warwick


El Castillo de Warwick fue construido por Guillermo el Conquistador en 1068 en una curva del río Avon. Situado en Warwick, que es la capital del condado de Warwickshire.

Desde su construcción en el siglo XI el castillo ha sufrido cambios es su estructura y han añadido de torres y edificios residenciales rediseñados.

Fue utilizado como una fortaleza hasta principios del siglo XVII cuando se le concedió a Sir Fulke Greville, que lo utilizó como casa de campo. Fue propiedad de la familia Greville hasta 1978 cuando fue comprado por una empresa de ocio.



Castillo Bodiam


Situado en el sureste de Londres, en East Sussex, el castillo Bodiam es considerado una de las mejores fortalezas medievales de Inglaterra, aunque en realidad se construyó en el siglo XIV como un símbolo de estatus. Después de la conclusión de la Guerra de los 100 Años, Richard II concedió al veterano soldado y terrateniente Sir Edward Dalyngigge una licencia para fortificar su casa como una medida de protección contra la invasión francesa.

Este castillo cumple todos los requisitos que generalmente imaginamos cuando pensamos en un castillo. Un castillo de piedra, con torres y un foso que lo rodea, por el que solo se puede acceder desde su pasarela/puente. Es una verdadera belleza.  

El interior del castillo se encuentra en ruinas. Fue desmantelado durante la Guerra Civil Inglesa en la década de 1600 para prevenir que el castillo fuera utilizado por el enemigo. En 1829, John Fuller compró el castillo por 3.000 guineas para salvarlo de la demolición.

En la visita puedes recorrer las distintas estancias, el patio interior y las cocinas. Aunque solo encontrarás paredes vacías y estancias sin muebles o decoraciones. A diferencia de otros castillos de Inglaterra aquí solo queda el esqueleto. Aun así es una parada obligatoria si visitas la zona y el castillo tiene un encanto especial, parece un castillo de cuento de hadas.

Puedes ver más información sobre precios y horarios en su página web oficial.




Castillo de Windsor


Situado alrededor de una hora al oeste de Londres, es una de las residencias oficiales de la reina Isabel II en la que pasa muchos fines de semana del año. Los edificios más antiguos de Windsor que sobreviven a la fecha datan desde el reinado de Enrique II, quien llegó al trono en 1154. Fue diseñado para proteger la dominancia normanda alrededor de las afueras de Londres, el castillo de Windsor fue construido como un castillo al estilo motte y Bailey, con tres salas que rodean un montículo central.

Poco a poco sustituido por fortificaciones de piedra, el castillo resistió un asedio prolongado durante la Guerra de los primeros barones en el inicio del siglo XIII. Durante el período Tudor, Enrique VIII e Isabel I hacen uso cada vez mayor del castillo como una corte real y centro de entretenimiento diplomático. Hoy en día, gran parte del castillo, incluyendo los magníficos apartamentos de estado y la capilla de San Jorge puede ser visitados. Es una visita imprescindible si vas a pasar unos días en Londres, ya que existen varias agencias que ofrecen el tour completo. 




Castillo de Dover


Situado en Dover, en el condado de Kent, el Castillo de Dover fue fundado por el Rey Enrique II de Inglaterra en el siglo XII, es el más importante en la historia militar por su importancia defensiva. Durante la Dinastía Tudor, la estructura del castillo fue mejorada varias veces después de haber recibido varios ataques. Durante el siglo XVII, el castillo fue el principal escenario de la Guerra Civil Inglesa. Por otra parte, también jugó un papel importante durante las guerras contra Napoleón Bonaparte y en la Segunda Guerra Mundial.

A lo largo de los años han ido mejorando las defensas del castillo. El castillo tiene túneles subterráneos capaces de albergar hasta dos mil hombres al mismo tiempo, y sirvieron muchas veces como salas de operaciones secretas, ya que las comunicaciones telefónicas y de radio no podían ser detectadas fácilmente en el exterior.

Ver más información sobre tarifas y horarios en su página web oficial.


El Castillo Lincoln


El castillo de Lincoln fue construido durante la segunda mitad del siglo XI por Guillermo el Conquistador, después de que hubiese ocupado el previo asentamiento vikingo comercial. El Castillo de Lincoln fue el epicentro de la Primera Batalla de Lincoln, en febrero de 1141. De esta guerra surgió una de las torres ahora abiertas al público. Más tarde en 1216, fue otra vez el centro de la Segunda Batalla De Lincoln, durante el reinado de Juan I de Inglaterra. Mucho más tarde también fue usado como una prisión. Los encarcelados estaban dispuestos de tal manera que estos sólo podían ver hacia un sacerdote mientras que guardias los vigilaban sin que fueran vistos por los prisioneros. En 1878 traslado de los reclusos a una nueva cárcel a las afueras de Lincoln. Hoy es utilizado como sitio de interés abierto al público en general. Y se puede visitar.

Puedes ver más información, precios y horarios en su página web oficial.




El Castillo Stokesay


Este castillo es el que mejor se ha preservado en toda Inglaterra y es uno de los castillos con aire misterioso y tenebroso que encanta a todos sus visitantes. Y personalmente pienso más en esta edificación como una gran casa señorial o un palacete en vez de un castillo. Se encuentra situado en Shropshire, el terreno donde se encuentra el Castillo de Stokesay fue adquirido por Lawrence de Ludlow, un rico comerciante de la zona, en el año 1281, tras el fin de las guerras Anglo-Galesas. Los descendientes de Ludlow fueron propietarios de esta edificación hasta el siglo XVI, cuando fue vendida a otros dueños. Cuando empezó la Guerra Civil Inglesa en 1641, el soldado y conde inglés William Craven I era el dueño. Sin embargo, después de que cayera el Rey Carlos I de Inglaterra y Escocia (1600 – 1649), esta mansión pasó a ser propiedad de las autoridades parlamentarias. Aunque algunas partes fueron renovadas en 1641, la mayoría del castillo se mantiene intacto. Entre 1830 y 1850 fue restaurado por el conde William Craven II. Después de haber caído en bancarrota, el dueño se vio obligado a vender la propiedad a un rico industrial llamado John Derby Allcroft, quien después la vendería a la Comisión de Edificios y Monumentos Históricos de Inglaterra que lo ha conservado como un importante atractivo turístico.

Puedes ver más información sobre sus tarifas y horarios en su página web oficial.



Castillo de oxford


Este fuerte, situado en la ciudad de Oxford, es una importante edificación construida por el barón normando Robert D’Oyly, en el año 1066. Originalmente fue construido con piedra sobre una colina de tierra, el castillo funcionó como residencia por muchos años. Sin embargo fue abandonado a principios del siglo XIV. Años más tarde fue convertido en la sede del gobierno y de los juzgados del condado para después funcionar como prisión. En la actualidad funciona como atractivo turístico y comercial con patios abiertos que son usados para mercados y representaciones teatrales, además existen visitas guiadas para recorrer el castillo.




Y hasta aquí llegamos, el post de hoy ha sido largo pero no me quería dejar fuera ninguno de estos castillos. En Inglaterra hay muchos más castillos, todos ellos con algo especial aunque no todos están abiertos al público. Considero que los que te he detallado son los mejores para que los puedas incluir en tu ruta. Y si te animas a visitar alguno, cuéntame tu experiencia, ¡¡te leo!!


Te invito a que sigas leyendo posts sobre Inglaterra para acabar de completar tu viaje. Si te ha gustado este post suscríbete al blog para no perderte los próximos destinos.

¡Un abrazo y hasta la próxima!

¡Hola! Soy Mia

Y como a ti me apasiona viajar. Espero que en el blog encuentres información de calidad que te inspire y te sea útil. Puedes ponerte en contacto conmigo si tienes dudas!

Puedes saber más de mi aquí

  • Gris Facebook Icono
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest
  • Instagram
¡Suscríbete al blog para no perderte las novedades! 
Recibirás Guías de viaje completas, Ofertas y descuentos