El lago Hoan Kiem y el templo de Ngoc Son (Hanoi)

El Templo Ngoc Son o Templo de la montaña de Jade es uno de los más representativos de Hanoi. Se encuentra ubicado en una isla en medio del lago Hoam Kiem, un lugar muy fotografiado gracias a su puente rojo y a su entrada "La puerta de la Luna".



EL LAGO HOAN KIEM Y EL TEMPLO DE NGOC SON (Hanoi)


Historia del lago Hoan Kiem


Hoan Kiem (Hoàn Kiếm) es un distrito de Hanoi y una de las mejores zonas de la ciudad. El lago es uno de sus grandes atractivos y en medio del mismo se encuentran la Isla de Jade y el templo Ngoc Son (Templo de la Montaña de Jade), y mas al centro, sin acceso, se encuentra el templo de la tortuga y su leyenda.


Según antiguos documentos que aún se conservan en el templo Ngoc Son, fue construido en el otoño del año 1814 y fue dedicado al héroe de guerra, el General Tran Hung Dao, quien según los escritos que datan del siglo XIII derroto a un ejército de 300.000 soldados enviados por el emperador mongol. Su última reforma completa fue en el año 1865 por Nguyen Van Sieu, un eminente erudito de la antigua capital de Thang Long.


Lago Hoan Kiem, un lugar lleno de leyendas


Ho Hoàn Kiém significa “lago de la espada restituida”.Su nombre no es casualidad, dado que guarda relación con un antiguo mito de la ciudad. Cuenta la leyenda que el emperador tiró una espada mágica al lago la cual acabó convirtiéndose en una tortuga dorada. Por eso la tortuga es tan importante en la simbología vietnamita. La tortuga además representa un lugar de sabios, ya que este templo fue dedicado a los taoistas y a confucianos.




Qué ver en el Templo Ngoc Son


El Puente rojo


El puente rojo de Hanoi, conocido como The Huc (sol naciente), casi sin quererlo es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Además, es una de las imágenes más populares (apareciendo en muchas películas y postales). Este puente da acceso a la isla de jade en la que se encuentra el templo Ngoc Son. Destaca su color rojo intenso con el verde de la arboleda y el lago.


Casa de la Luna


La casa de la Luna da entrada al templo y está situada al inicio del templo en la isla de Jade. En ella podemos apreciar la arquitectura vietnamita, pero sin duda, recuerda mucha a los toris japoneses-

Aquí es dónde se encuentra la “taquilla” para acceder al templo. ¡No puedes perdértelo!



Isla de Jade


La isla de Jade se encuentra dentro del lago Hoan Kiem, que significa el lago de la espada restaurada. El templo incluye varios pabellones en madera roja, donde además se puede ver la tortuga de la leyenda. También tendréis unas preciosas vistas del lago y el templo de la tortuga.


Tháp Bút


También conocido como el templo del lápiz, este templo fue construido por el mismo arquitecto que el del templo Ngoc Son. Este templo tiene forma de lápiz, y tal y como dicen los grabados en sus pareces exteriores “寫青天” escribe para el Cielo azul.



Qué hacer en el Lago Hoan Kiem


Aparte de visitar el templo, el lago es un lugar muy bonito de la ciudad de Hanoi. Es lugar de encuentro de Vietnamitas que se reúnen aquí para hacer vida. Ya sea hacer Tai Chi en sus orillas, comer y beber entre amigos, jugar una partida de cartas o a juegos de mesa, tomarte un café vietnamita, hablar con la gente, cantar a pleno pulmón en un concierto k-pop (si... son bastante fanáticos y justo en la entrada del templo, en la gran avenida, los sábados cierran la calle para que los niños jueguen sin tráfico, por las noches el lugar se llena de gente, buen ambiente y mucha música).



El lago está en pleno centro y caminando tienes muchísimos lugares interesantes por conocer. Te añado una lista de algunos artículos que puedes encontrar en el blog:



Algunos artículos de Hanoi



TE AYUDO AHORRAR EN TU VIAJE A VIETNAM



Espero que disfrutes mucho de tu viaje a Vietnam y que este artículo te haya sido de utilidad. Puedes seguir leyendo muchos más artículos relacionados en el blog.


Si te ha gustado este artículo suscríbete en el blog para no perderte los próximos destinos, curiosidades, consejos de viaje e inspiración para tus viajes.


¡Un abrazo y hasta la próxima!