Cómo Visitar las Cataratas del Niágara desde Toronto

Las Cataratas del Niágara son uno de esos lugares imprescindibles que ver si viajas a Toronto. Están situadas en un meandro del río Niágara, se trata de un falso río en realidad, ya que no desemboca en el mar, sino que comunica los lagos Erie y Ontario. Que marca la frontera entre Canadá y Estados Unidos. Puedes verlas desde el lado estadounidense o desde el lado canadiense y podremos, también, traspasar la frontera a pie si quieres.



CÓMO VISITAR LAS CATARAS DEL NIÁGARA DESDE TORONTO


En realidad, son dos grandes cataratas en la zona, separadas por una pequeña isla: las más espectaculares Horseshoe Falls y las American Falls. Las Horseshoe Falls es la mayor de las dos. Recibe ese nombre por su forma de herradura. Tiene 670 metros de anchura y el agua cae desde una altura de 53 metros.

Dada la división fronteriza, la mayor parte de ellas está situadas en territorio canadiense, aunque se ve bien desde el lado estadounidense. Por su parte, las American Falls son algo más pequeñas y están situadas totalmente en el lado estadounidense, lo que hace que se puedan ver mejor desde Canadá.

Las Cataratas del Niágara son un enorme reclamo turístico. Sobre todo, en el lado canadiense, que permite una mejor vista que el estadounidense.

Visitarlas no te llevará mucho tiempo, y existen varias empresas que gestionan salidas a diario.



Cerca de la orilla canadiense se ha creado un complejo de hoteles, casinos y lugares de ocio familiar enfocado al público turístico, suele ser una zona bastante cara para alojarse pero es una buena experiencia si quieres ver las cataras de noche o al anochecer.




Existe un hotel a pie de Cataratas que te permite poder alojarte y disfrutar desde este espectáculo desde la habitación.



Si dispones la documentación necesaria, puedes pasar de una a otra orilla a pie cruzando el puente y la aduana. Si cruzamos del lado canadiense al estadounidense hay un pequeño peaje de unos 50 centavos, mientras que si lo hacemos al revés no lo hay.