Las 20 mejores cosas que hacer en Rotterdam

Rotterdam es una de las ciudades más interesantes que ver en los países Bajos.

Después del bombardeo que la ciudad sufrió el 14 de mayo de 1940 la mayoría de sus edificios quedaron destruidos. En la reconstrucción no se mantuvo la estructura original de canales y edificios tan característicos del país. En su lugar, se diseñaron edificios modernos y progresistas que hicieron de Rotterdam una ciudad mucho más moderna. Algunos dicen que no haber mantenido la esencia arquitectónica de los Países Bajos fue un error. Aunque a mi personalmente, me gusta bastante. Hace de Rotterdam una ciudad distinta y más personal que ver en los Países Bajos.


La ciudad la podrás visitar en un par de días. Es la escapada perfecta para un fin de semana o para incluirla en una ruta por el país.


En este post te cuento las 20 mejores cosas que hacer en Rotterdam. Te añado opciones geniales de alojamiento y algunos tips para ahorrar dinero en la ciudad.



LAS 20 MEJORES COSAS QUE HACER EN ROTTERDAM, PAÍSES BAJOS


1. Empieza conociendo la ciudad con un free tour por Rotterdam


En este free tour por la ciudad de Rotterdam conocerás el impresionante Markthal (del que te hablo en el siguiente punto), el antiguo puerto de la ciudad y diferentes monumentos importantes de la ciudad. Antes de finalizar conocerás el ayuntamiento de Rotterdam, la Kaurenskerk y la casa cubo.



2. Tomar algo rodeado de arte en el Markthal


Es uno de los edificios más increíble de Rotterdam. Este mercado impresiona por su magnitud, su forma semicircular recuerda a una herradura, con pequeñas ventanas cuadradas que rodean todo el edificio. Por dentro también te sorprenderá su estructura decorada con dibujos coloridos de frutas, flores e insectos.

Este edificio es obra del artista neerlandés Arno Coenen. En su interior alberga tiendas, paradas y bares donde podrás comer o beber algo. El edificio también alberga varias oficinas.



3. No te pierdas la estación Central de Rotterdam


La estación de trenes es una parada imprescindible que hacer en Rotterdam. Es un impresionante edificio que muestra una vez más, la importancia de la arquitectura moderna en Rotterdam.

La estación se inauguró en el año 2014 ya se ha convertido en una construcción icónica gracias a su peculiar forma triangular. También podrás ver algunos detalles de la estación antigua como el reloj central y las letras de la entrada.


4. Visita la casa cubo por dentro


Uno de los lugares imprescindibles que visitar en Rotterdam son sus Casas Cubo. Se trata de un complejo arquitectónico de 82 casas diseñadas por el arquitecto Piet Blom para aprovechar mejor el espacio interior al inclinar los cubos 45 grados. Y lo impresionante es que viva gente aquí. El espacio interior es igual que en cualquier otro edificio, con la particularidad que las paredes y ventanas hacen unos ángulos distintos.

Debido a que la gente que visitaba la ciudad siempre quería visitar las casas por dentro, uno de los propietarios abrió su casa en forma de museo. La entrada tiene un precio simbólico de 2,50€. Aunque si lo prefieres, algunas de ellas tienen la opción de poder alojarse.




5. Cruzar el Erasmusbrug


El puente de Erasmo con sus 802 metros de longitud es una muestra más de la arquitectura moderna de la ciudad. Este puente conecta las zonas norte y sur de Rotterdam. Lo más impresionante es el mástil de más de 100 metros que recuerda a la forma del cuello de un cisne. Por eso, el puente es conocido popularmente como “el cisne” desde que se inauguró en el año 1996.




6. Visita la preciosa iglesia Grote of Sint-Laurenskerk


Uno de los edificios más emblemáticos que ver en Rotterdam es la iglesia Grote Of Sint-Laurenskerk. Esta iglesia medieval fue construida en el año 1449 y a lo largo de los años ha ido teniendo distintas renovaciones aportando algunos elementos arquitectónicos distintos a los originales.

Llama la atención por sus techos abovedados, los arcos de piedra y la decoración más bien austera. La entrada cuesta 2 euros.


7. Pasea por los dos puertos de Rotterdam


Cerca de Witte Huis está el antiguo puerto de la ciudad, donde surgió la gran vida comercial de la ciudad en el siglo XVI. Actualmente podrás ver algunas embarcaciones históricas. Hay muchos bares y restaurantes. Es una zona de muchísimo ambiente en la ciudad.


No obstante, la vida portuaria en el antiguo puerto ya ha pasado a la historia. Hoy en día la actividad se encuentra en el Europort, uno de los puertos con más actividad del mundo.

Allí se encuentra la antigua sede de Holland America Line, desde donde muchos neerlandeses se marcharon en busca del sueño americano. En la actualidad el edificio ha sido reconvertido en el Hotel New York.


8. Dar un paseo en barco y tener otra perspectiva de la ciudad


Si te apetece puedes realizar un paseo en barco para ver Rotterdam desde el agua. El paseo en barco cuesta unos 13,50 euros los adultos y 10 euros los niños mayores de 3 años. Bebes gratuitos.

Es recomendable reservar previamente online para no quedarte sin plaza.




9. Aprende sobre navegación en el Museo Marítimo de Rotterdam


Si eres fan de los museos y de la navegación, esta es una parada imprescindible que hacer en Rotterdam. La ciudad tiene uno de los museos marítimos más importantes del mundo. El museo alberga objetos relacionados con la navegación, desde réplicas de navíos mercantes de guerra o uniformes de la armada hasta una gran colección de cartografía.

La entrada cuesta unos 12,50 euros.


10. Sube a la torre Euromast para tener unas impresionantes vistas de Rotterdam


Euromast es el edificio más alto de la ciudad con 185 metros de altura. Aunque, a decir verdad, solo tiene 100 metros de edificio como tal. Después de la inauguración se añadió una antena que mide 85 metros. Aunque sea la altura que sea, este edificio ofrece unas espectaculares vistas de la ciudad.

Para acceder a su plataforma a 100 metros de altura deberás de pagar una entrada que cuesta 9,75 euros. Aunque posteriormente con la misma entrada podrás subir en el ascensor para llegar al punto más alto de la antena. Existen algunas actividades como hacer rappel o tirarte en tirolina desde la antena.

En la plataforma encontrarás un restaurante, una sala de conferencias y hasta una suite del Hotel Euromast.


11. Encuentra la Witte Huis


Esta maravilla arquitectónica es un edificio modernista construido en el año 1898. Tiene 10 plantas y 43 metros de altura, pero se considera el primer rascacielos europeo. Su preciosa fachada blanca con las torretas ornamentadas fue una de las pocas fachadas antiguas que sobrevivió a los ataques durante la guerra.



12. Visita el ayuntamiento de Rotterdam


Otro de los edificios más impresionantes que ver en Rotterdam es su enorme ayuntamiento. Fue construido en el año 1913, substituyendo al anterior, por el gran crecimiento comercial y de población de la ciudad. Es de estilo neo renacentista con algunas esculturas en la fachada. El edificio resistió al bombardeo del año 1940.

Si te apetece visitarlo no podrás hacerlo por libre. Deberás ir a la oficina de turismo de la ciudad para contratar un tour guiado por algunas zonas del edificio. La plaza donde se encuentra, Stadhuisplein, tiene un monumento conmemorando a las víctimas de la guerra.


13. Pasear por Delfshaven


El barrio Delfshaven es uno de los barrios más curiosos y bonitos que ver en Rotterdam.

Se encuentra a las afueras de la ciudad, de hecho, fue una ciudad independiente hasta el año 1886. Fue una de las zonas que mejor resistió a los ataques de la guerra. Otro suceso histórico de este lugar fue la reunión de todos los peregrinos que cruzaron el Atlántico hasta llegar a América en el año 1620. La reunión se hizo en la iglesia Pelgrimvaderskerk, que podrás visitar también.



En Delfshaven encontrarás el encanto de los canales y los edificios tan característicos de los países bajos. Si buscas una zona tranquila dónde alojarte en Rotterdam este barrio es una buena opción.


Dónde alojarse en Rotterdam: Mejores zonas y hoteles



14. Visitar el museo Boijmans Van Beuningen


Si eres un amante del arte (o te gusta) esta es una parada imprescindible que hacer en Rotterdam. El museo Van Beuningen expone obras de los grandes maestros neerlandeses como Van Gogh, Rubens o Van Dyck, además de otros grandes artistas internacionales. La colección tiene arte europeo del siglo XIV hasta arte contemporáneo. Además, hay varias exposiciones temporales. La entrada cuesta 15 euros.


15. Divertirse en el Westelijk Handelsterrein


Aquí encontrarás antiguos almacenes portuarios convertidos en bares y discotecas. El recinto está cubierto por una gran cúpula de cristal. Es una actividad genial para terminar el día y disfrutar del ambiente nocturno de Rotterdam.


16. Pasea por Het Park


Het Park es uno de los parques más tranquilos de la ciudad. Está cerca de la torre Euromast y si te apetece desconectar un poco de tanta visita te recomiendo que te acerques y disfrutes de un paseo tranquilo, un picnic… El parque fue diseñado en el año 1852 con la intención de imitar los jardines y campos ingleses.



17. Visitar la ciudad en miniatura en Miniworld Rotterdam


Si tienes más tiempo para seguir conociendo la ciudad y tienes curiosidad, puedes visitar el Miniworld. Hay maquetas con botones para interactuar, hacer que se muevan los trenes o se ilumine algún elemento. Cada 24 minutos se hace de noche y se iluminan todos los edificios, creando un panorama muy distinto al diurno.

La entrada cuesta 11,50 euros para adultos y 7,50 euros para niños hasta 11 años.


18. Pasear entre molinos en Kinderdijk


El pueblo de Kinderdijk es la típica postal de los Países Bajos con campos y molinos. Hay 19 molinos tradicionales rodeando los canales. Se construyeron alrededor del año 1740 para evitar las inundaciones en la zona. Esta a unos 25 minutos en coche desde el centro de Rotterdam. Si no vas a alquilar un coche, puedes pedir un taxi. Te recomiendo pactar un precio de ida y vuelta.

Es la excursión perfecta si quieres conocer un aspecto más rural del país en tu escapada a Rotterdam.


CÓMO AHORRAR DINERO EN TU VIAJE

​Contrata la Mejor tarjeta para viajar ¡Gratis y sin pagar intereses! Podrás sacar dinero (moneda local) en todos tus viajes desde casi cualquier cajero con una comisión muy baja. ¡SE ACABO CAMBIAR DINERO EN EL AEROPUERTO O EN TIENDAS DE CAMBIO! Y hasta 5 retiradas de euros al mes en la Comunidad Europea sin comisiones.


CONSIGUE YA TU N26 ¡GRATIS! Registrándote desde aquí

¿Quieres saber más? Te lo cuento todo al detalle en mi post: N26, la mejor tarjeta para viajar, sin pagar comisiones



19. Alojarse en el barco SS Rotterdam


Algo divertido que hacer en Rotterdam es alojarte en un barco histórico. Puedes dormir en una habitación dentro del SS Rotterdam, un transatlántico que perteneció a la compañía Holland America Line. Después de 40 años de uso, se restauró y se transformó en un hotel.


Y si está opción no te convence también hay varias embarcaciones pequeñas que puedes alquilar al completo (solo para alojamiento).



20. Hacer una excursión para conocer ciudades cercanas a Rotterdam


Si viajas a Rotterdam puedes añadir un día más a tu viaje para conocer otras ciudades de los Países Bajos. O incluso hacer una ruta para conocer las ciudades más importantes del país (La Haya, Ámsterdam…) así como, zonas rurales y pueblos llenos de canales y molinos.

Tengo varios artículos de las distintas ciudades de los Países Bajos que te pueden interesar:



TE AYUDO A AHORRAR EN TU VIAJE A LOS PAÍSES BAJOS



Espero que disfrutes mucho de tu viaje a Rotterdam y que este artículo te haya sido de utilidad. Puedes seguir leyendo muchos más artículos relacionados en el blog.


Si te ha gustado este artículo suscríbete en el blog para no perderte los próximos destinos, curiosidades, consejos de viaje e inspiración para tus viajes.


¡Un abrazo y hasta la próxima!