Los 20 lugares más bonitos que ver en Hungría

Hungría es uno de los países más interesantes que visitar en Europa. Su capital, Budapest, es una ciudad increíblemente bella. El país cuenta con muchísimos pueblos pintorescos, parques naturales, valles, bosques frondosos… Hay muchísimos bonitos que ver en Hungría. Es la oportunidad perfecta para realizar una ruta por el país o combinar el viaje con otros países como la República Checa o Austria.


En mi caso, hicimos una ruta de 15 días por la República Checa y Hungría.


En este post te hablo sobre los lugares más bonitos que ver en Hungría, te añado consejos de alojamiento, como ahorrar dinero, actividades imprescindibles…



LOS 20 LUGARES MÁS BONITOS QUE VER EN HUNGRÍA



1. Budapest, la capital de Hungría


Budapest es una de las ciudades más bonitas e interesantes que visitar en Europa. Y es la escapada perfecta para un fin de semana largo. Es una ciudad muy especial con muchísimas cosas que hacer. El Parlamento de Budapest es uno de sus edificios más conocidos, es espectacular.

A lo largo de la historia, Buda y Pest han sido dos ciudades distintas. Sin embargo, en el año 1873 se unificaron. En la parte de Buda no te puedes perder el Castillo de Buda o el Bastión de los Pescadores.

Además, un plus añadido es que en Budapest hay muchísimos balnearios, con lo que puedes combinar tu día visitando la ciudad y relajándote en alguno de ellos.


Si te interesa conocer más sobre la capital húngara, no te pierdas el artículo 34 imprescindibles que ver en Budapest.



2. La Basílica de Esztergom, uno de los edificios más grandes del país


La basílica de Esztergom es la iglesia más grande de Hungría. Es la sede católica de la Iglesia Católica en este país centroeuropeo. Esta basílica fue construida en el siglo XIX en un emplazamiento precioso. Se encuentra en la preciosa colina del castillo de Esztergom, a orillas del río Danubio.

Puedes visitarla y subir a su cúpula para disfrutar de las vistas del río y su orilla.



3. Eger, uno de los pueblos con más encanto que ver en Hungría


El pequeño pueblo de Eger es un precioso municipio con edificios históricos barrocos y con calles adoquinadas. En él podrás conocer la historia de la ocupación turca mientras disfrutas perdiéndote por sus callejones o contemplas el pueblo desde lo alto de los minaretes árabes.

Rodeando el pueblo hay un montón de senderos y bosques que recorren las colinas de Bükk.


En Eger es muy popular su vino, y podrás hacer alguna cara en sus bodegas. Si estás pensando en hacer una ruta de varios días por el país, te aconsejo que te alojes una noche en Eger. Es un lugar con muchísimo encanto.



4. Cave Bath en Miskolctapolca, el balneario más bonito de Hungría


En Budapest tienes la opción de disfrutar de varios balnearios, al igual que en el resto del país. Pero si eres un fan de las aguas termales no te puedes perder Cave Bath. Se encuentra ubicado en un sistema natural de cuevas. El lugar es impresionante. Sin duda, solo por disfrutar del entorno vale la pena visitar estos baños termales.


5. El Lago Balatón


El Lago Balatón es el lago más grande del centro de Europa. Es una zona muy popular entre los locales para disfrutar de las vacaciones de verano, con lo que si viajas en verano debes tener en cuenta que el coste de alojamiento es bastante alto y encontrarás a mucha gente.


Los pueblos que rodean el lago con preciosos y muy pintorescos. Vale la pena dedicar un día para recorrer la orilla del lago y disfrutar de esta maravilla natural.


Durante el verano, las playas artificiales se llenan y puedes hacer todo tipo de actividades como nadar, hacer windsurf, ir en moto de agua, kayak…

En las otras épocas del año, puedes caminar por los senderos, hacer una ruta en bicicleta…


Si no tienes pensando alquilar un coche para hacer un road trip por Hungría, puedes contratar alguna de las excursiones guiadas desde Budapest:





6. Sopron, una de las ciudades imprescindibles que ver en Hungría


La ciudad de Sopron se encuentra al oeste de Hungría, a solo 64 kilómetros de Viena. Así que puedes visitarla tanto si viajas a Hungría, como si viajas a Viena.

Es una ciudad preciosa llena de color, con una gran variedad de edificios que van desde el estilo medieval hasta el barroco y en muy buen estado. Hay más de 200 edificios protegidos en Sopron.

Su casco antiguo es el lugar principal que visitar en la ciudad. Y aunque no hay muchos alojamientos, es una buena idea pasar una noche. Así, podrás disfrutar de sus pequeños restaurantes y del encanto de la ciudad iluminada por la noche.

Como curiosidad, a Sopron se la conoce como la ciudad más fiel de Hungría porque en el año 1921, tras la caída del Imperio Austrohúngaro, un 65% de sus ciudadanos votaron permanecer en Hungría antes que pasar en manos austriacas.


7. El Parque Nacional de Hortobágy


Los habitantes de las grandes llanuras húngaras conviven con caballos salvajes y los domestican mientras recorren unas tierras yermas en las que la naturaleza dicta cómo va a ser cada día. Y se les denomina csikós.

El Parque Nacional de Hortobáby es un entorno natural con bosques, llanuras, estepas y lagos.

Para los amantes de la naturaleza es sin duda uno de los lugares imprescindibles que ver en Hungría. Hay miles de rutas para hacer senderismo, ir en bicicleta, disfrutar de un baño en alguno de sus lagos en verano…


8. Las Cuevas de Aggtelek


El Parque Nacional de las Cuevas de Aggtelek es uno de los lugares más increíbles que ver en Hungría. De hecho, esta maravilla es el único lugar natural reconocido como Patrimonio Mundial de la UNESCO. Encontrarás más de 300 cuevas junto a la frontera con Eslovaquia. Aunque en la actualidad, no todas se pueden visitar.

Sus túneles se formaron a lo largo de miles de años a medida que la lluvia y la nieve derretida erosionaron la piedra caliza formando estalactitas y estalagmitas gigantes.

La cueva más visitada es Baradla y en ella podrás observar las estalactitas más grandes de Europa. Te recomiendo que no te pierdas tampoco la cueva Imre Vass o la Rákóczi.



9. Lago Héviz, el lago termal más grande del mundo


Hungría es un país con muchísimos baños termales. En Budapest tienes muchas opciones geniales, los baños que se encuentran en la Cueva Miskolctapolca también son increíbles, pero si quieres visitar el lago termal más grande del mundo solo tienes que viajar a Hungría.

El Lago Héviz se encuentra cerca del extremo oeste del Lago Balatón.


10. Pécs, una de las ciudades con más buen rollo de Hungría


Pécs se caracteriza por su vida universitaria. Además, su centro histórico es precioso con edificios históricos y calles adoquinadas, podrás visitar varios museos y conocer algunos de los monumentos de la ciudad declarados Patrimonio de la Humanidad.

Al tener tantos residentes estudiantes, es una ciudad con mucho ambiente durante todo el día, especialmente por la noche.

Los lugares imprescindibles que ver en Pécs son: El centro histórico (lleno de teatros, iglesias y palacios), la plaza de Pécs, la fuente Zsolnay, la Mezquita de Pascha Gazi Kasim, la Necrópolis Paleocristiana de Pécs, La Catedral de Pécs, la Torre Barbican, la Mezquita de Pascha Jakovali Hassan y el mercado central.


11. Szentendre


A tan solo a unos 20 km de Budapest encontrarás este pequeño pueblo que parece salido del cuento Hansel y Gretel. Casitas bajitas de colores, tiendas de souvenirs y artesanías, pequeños restaurantes y cafeterías, algunos museos… Pasear por Szentendre es una de las mejores cosas que hacer en tu ruta por Hungría.

Visitar el pueblo no te llevará más de 2 o 3 horas. Es muy pequeño. Pero es perfecto para hacer una parada en el viaje, sin prisas, sin mirar la hora, solo paseando.



12. Debrecen, la segunda ciudad más grande de Hungría


Debrecen es la segunda ciudad más grande de Hungría por detrás de Budapest. Desde el siglo XVI es también una de las más ricas y conservadoras del país. Es muy popular entre los locales y turistas en verano (sobretodo) gracias a la gran cantidad de conciertos y festivales que celebran.

Los lugares principales que visitar en la ciudad son la Gran Iglesia, el histórico hotel Aranybika, la plaza central, el Kossuth tér, el museo Déri, el Teatro Csokonai, el Parque del bosque, alguno de sus museos y/o subir al Debrecen Eye.

Para conocer la ciudad te recomiendo hacer noche aquí. Por lo menos dedicarle 2 días/1 noche.



13. Esterházy, uno de los Palacios más bonitos de Hungría


El palacio de Esterházy es uno de los edificios más bonitos de Hungría. Es conocido popularmente como el Versalles húngaro por su semejanza con el Palacio de Versalles de París (aunque de un tamaño mucho más reducido). De encuentra cerca de la ciudad de Sopron y de la frontera austriaca. Este Palacio fue construido en un precioso y curado estilo rococó en el siglo XVIII por el príncipe reinante Nikolaus Esterházy.

En la actualidad, está abierto al público y se pueden visitar tanto su interior como exterior a través de visitas guiadas.


14. Örség


Örség es una de esas joyas escondidas que deberías introducir en tu ruta por Hungría. Es una pequeña región, apenas turística, que se encuentra cerca de la frontera con Eslovenia, es el lugar perfecto para descansar, dar paseos entre graneros y casas con techos cubiertos de paja, rutas en bicicleta entre lagos y bosques, campesinos que trabajan la tierra y animales por todos lados. De hecho, aquí apenas tendrás cobertura. ¡Ideal para aprender a desconectar y conectar más con el ambiente que nos rodea!


15. Veszprém


Dice la leyenda que Veszprém fue fundada en siete colinas, como la Roma de Rómulo y Remo y tantas otras ciudades en el mundo. En la actualidad, Veszprém es una ciudad no muy grande a unos 15 km al norte del Lago Balatón. Es preciosa y vale la pena hacer una parada de unas horas para conocer los lugares más emblemáticos como; el centro histórico, la Catedral de San Miguel, las estatuas de los antiguos reyes húngaros (la del rey Esteban I y su reina Gizella, entre otros), un viejo pozo que data del siglo XVI…

Es uno de los mejores enclaves medievales que ver en Hungría. Es una buena opción para pasar la noche aquí, en caso de que estes recorriendo el país.



16. El Palacio imperial Gödöllő


El Palacio imperial de Gödöllő fue construido en el siglo XVIII y es uno de los palacios más grandes del país. El palacio fue construido como hogar de una familia aristocrática húngara, aunque cuando falleció el último miembro de la familia a mediados del siglo XIX, la realeza húngara lo acabó comprando. Durante el periodo de régimen comunista el palacio acabo muy deteriorado, sin embargo, en la actualidad, después de una gran remodelación, es un lugar muy bonito que visitar en Hungría.


El Palacio de Gödöllő fue residencia de verano de Sissi, Emperatriz de Austria y Reina de Hungría. issi recibió el Palacio Gödöllö como regalo cuando fue coronada Reina de Hungría en 1867.



17. El Castillo de Visegrád


Aunque no tan impresionante como el castillo de Buda de Budapest, el Castillo de Visegrád es uno de los castillos que puedes visitar en Hungría y está en muy buen estado de conservación.

Fue construido por el Rey Carlos I de Hungría en el año 1325 aprox. Se encuentra en una colina ubicada en las orillas del Danubio. Desde arriba tendrás unas vistas espectaculares.


18. Lake Cave en Tapolca


Esta cueva se encuentra en la zona del lago Balatón. Se trata de una cueva que podrás pasear en barquita y disfrutar del interior. Eso sí, deberás de agacharte en muchos momentos para no darte en la cabeza. El agua se ve azul turquesa, muy transparente. Es un lugar muy bonito ¡No te lo pierdas!




19. Hollókő Village


Hollókő es un pueblo muy pequeño al noreste de Hungría. Parece que no haya pasado el tiempo y que te encuentres en el siglo pasado. El pueblo se desarrolló principalmente durante los siglos XVII y XVIII y es un ejemplo perfecto de la vida rural antes de la revolución agrícola del siglo XX. Es una visita que no te llevará más de un par de horas. Podrás pasear por sus calles, apreciar los edificios antiguos, visitar los talleres artesanales y aprender un poco más en alguno de sus museos.


20. Egerszalok


¿Sabias que Hungría tiene su propia versión de baños termales al aire libre con cascadas? Muy similares a Pamukkale de Turquía. El agua en Egerzalok es rica en calcio, magnesio e hidrocarbonatos minerales y son conocidas por sus ricas propiedades “curativas”.


TE AYUDO A AHORRAR EN TU VIAJE A HUNGRÍA



Espero que disfrutes mucho de tu viaje a Hungría y que este artículo te haya sido de utilidad. Puedes seguir leyendo muchos más artículos relacionados en el blog.


Si te ha gustado este artículo suscríbete en el blog para no perderte los próximos destinos, curiosidades, consejos de viaje e inspiración para tus viajes.


¡Un abrazo y hasta la próxima!